Dinero y Trabajo

CEOE - Tenerife avisa de que la huelga general le costaría al Archipiélago más de 60 meuros

Así lo estimó, en términos de VAB anual, el secretario general de la patronal tinerfeña, que compartió la opinión del presidente Aznar de que llevar a cabo el paro es "un despropósito" y hacerlo en la víspera del Consejo Europeo de Sevilla, "dañará a la imagen y al interés de España".

EL DÍA/AGENCIAS, Tenerife, Madrid
23/may/02 23:59 PM
Edición impresa

El secretario general de la CEOE - Tenerife, Pedro Alfonso, en declaraciones a EL DÍA, lamentó que en las conversaciones entre UGT, CC.OO y el Gobierno Central se hayan mezclado "elementos no sindicales" que parecen más interesados en dar "un golpe de efecto - sólo así se entiende la elección del 20 de junio, la víspera de la cumbre de Sevilla - , que en velar de una manera sincera por el respeto a los derechos de los trabajadores y la buena marcha de la economía del país".

Alfonso, que hizo votos por que en las próximas semanas se "imponga la cordura", dijo que la convocatoria de una huelga general sería particularmente difícil de "explicar" en Canarias, "donde existe un diálogo fluido entre Gobierno, empresarios y sindicatos, como acreditan los importantes acuerdos alcanzados en el seno de la IV Concertación Social Canaria". Y, sobre todo, después de que el consejero autonómico del área, Marcial Morales, haya arrancado el compromiso al Ministerio de Trabajo de que la reforma de las prestaciones por desempleo, "que no es un documento cerrado", respetará las singularidades del Archipiélago.

Aznar da "diálogo máximo"

El presidente Aznar defendió ayer la reforma del paro en la sesión de control al Gobierno celebrada en el Congreso de los Diputados, donde dijo que un líder de la oposición responsable "no puede ni debe justificar ni apoyar una huelga general", en referencia al secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, quien le pidió que retire el proyecto.

Desde Barcelona, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, dijo que esta reforma del desempleo es más grave que la que hizo el PSOE en 1994 - contra la que los sindicatos convocaron un paro general de media jornada - y pidió a Aznar que "sea de nuevo solidario como lo fue tras la huelga general del 14 - D de 1988 y no descuente a los funcionarios la jornada del 20 de junio".

El presidente del Gobierno reiteró en la Cámara Baja su oferta de diálogo máximo con los sindicatos, los empresarios, las comunidades autónomas y los ayuntamientos, y aseguró que la propuesta del Ejecutivo no contiene "ni un recorte de ni una sola prestación". Por el contrario, mantuvo el presidente, se trata de medidas destinadas a fomentar e incentivar la búsqueda de trabajo sin disminuir las prestaciones a los desempleados.

También rechazó que se vayan a recortar prestaciones a los trabajadores del campo de Andalucía y Extremadura, y aseguró que la reforma del subsidio especial agrario se orienta a ofrecer a los jóvenes de esas regiones "un horizonte de trabajo y no uno de subsidio y dependencia".

Aznar comentó con ironía que "hay gente" que quería convocar una huelga general desde que el PP ganó las elecciones del 2000. Y acto seguido reiteró que "un líder de la oposición responsable, o que quiere serlo, no puede ni debe justificar ni apoyar una huelga general".

Rodríguez Zapatero selimitó a responder, desde Salamanca, que "el problema del Gobierno no son los socialistas, son los trabajadores y su política social". En Salamanca, Zapatero dijo que esta política social genera cada día "más injusticia, más fractura y además ahora genera más incertidumbre económica".

La convocatoria formal de la huelga general para el 20 de junio, víspera de la Cumbre europea que cerrará el semestre de presidencia española de la UE, saldrá hoy de las reuniones que celebrarán por separado el Consejo Confederal de CC.OO y el Comité Confederal de UGT.

Reforma "necesaria"

Precisamente ayer, el vicesecretario de Educación y Programas del PP de Canarias, Benito Codina, aseguró en Las Palmas que unos 27 mil empleos de la hostelería no se cubren en las Islas pese al elevado paro que sufre la Comunidad, "lo que evidencia la necesidad de reformar el sistema de protección de desempleo". Siempre según Codina, en toda España existen unos 280 mil puestos de trabajo que no se cubren.