Vivir
LO ÚLTIMO:
Rescatan a cinco marineros de un pesquero que se hundía a 300 millas de Lugo leer

Canarias aparece en una encuesta como la zona de España más reacia a la inmigración

Los datos, referidos a 2001, coinciden con un momento delicado del debate abierto en la sociedad. El informe también cita las encuestas del CIS, destacando que la opinión pública española ha evolucionado favorablemente hacia el reconocimiento de los aspectos positivos del fenómeno.

EFE, Barcelona
23/may/02 0:01 AM
Edición impresa

Canarias y Cataluña son las únicas comunidades en donde quienes ven la inmigración como un fenómeno negativo (un 42 y un 37 por ciento, respectivamente) supera a quienes la observan de forma positiva, con un 34 y 35 por ciento de los encuestados, según un sondeo realizado por la empresa Line Staff encargado por la Generalitat.

La encuesta, que publicó ayer el diario catalán La Vanguardia, indica que en el conjunto de España la inmigración es considerada de forma positiva por un 42 por ciento de los ciudadanos, mientras que por contra muestran su rechazo un 31 por ciento.

Las comunidades con un menor recelo frente a la inmigración son Cantabria, con un 53 por ciento de personas que la consideran positiva; Castilla-La Mancha (50%), y el País Vasco y Castilla-León (49 %), mientras en la comunidad de Madrid, las personas que la perciben como positiva son un 47% frente a un 33% que la estiman negativa.

Según el estudio, en Cataluña son los hijos de otras generaciones de inmigrantes los más reticentes a las nuevas oleadas de extranjeros, junto a las personas de clase social baja o media - baja y aquéllos que, ideológicamente, se consideran de derechas.

Los datos del estudio, referidos a 2001, coinciden con un momento delicado del debate sobre la inmigración, y en este sentido, la encuesta de Line Staff también afirma que en bastantes ocasiones la inmigración es percibida por la opinión pública como un problema, a causa de las dificultades de integración de algunos colectivos o como consecuencia del establecimiento de identificación entre inmigración y la delincuencia que se genera.

A pesar de ello, el informe también cita las encuestas realizadas por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) y destaca que la opinión pública española ha evolucionado hacia un reconocimiento, cada vez más generalizado, de los aspectos positivos de la inmigración en su integración en la sociedad.