Sucesos
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El Tenerife crítica las formas "nada deportivas" del Extremadura al fichar al ayudante de Oltra leer

Detenidos por amenazas y extorsiones para cobrar una deuda

Los precitados, de nacionalidad alemana, viajaron hasta Puerto de la Cruz con el único fin de hacer pagar a un compatriota 840 mil euros (unos 140 millones de pesetas), que provenían de un pleito.

EL DÍA, S/C de Tenerife
25/may/02 9:38 AM
Edición impresa

Dos individuos de nacionalidad alemana, identificados como M.H. y C.F., ambos de 35 años de edad, fueron detenidos por efectivos del Cuerpo Nacional de Policía de Puerto de la Cruz, por un presunto delito de amenazas graves.

Los hechos fueron denunciados por un ciudadano alemán residente en Puerto de la Cruz, quien afirmaba que había sido amenazado por dos individuos de su misma nacionalidad, los cuales se habían trasladado desde su país de origen hasta dicha localidad, por otro ciudadano alemán, con el único fin de cobrar violentamente una supuesta deuda que, al parecer, tenía contraída el denunciante con otra persona.

La deuda ascendía a 840 mil euros (unos 140 millones de pesetas), provenía de un pleito que tenía el denunciante con el súbdito alemán, que había envidado a los cobradores y está pendiente de resolución judicial. Los precitados concertaron una cita con el denunciante en la que amenazaron con causar graves daños físicos a él y a su familia si no abonaba la deuda antes de dos días, y, a la vez, le dieron suficientes muestras de conocer perfectamente sus costumbres y los lugares que solía frecuentar tanto él como su familia. Con posterioridad, la propia mujer del amenazado pudo observar cómo los individuos la seguían por la calles de Puerto de la Cruz, lo que hizo que temieran por su integridad.

Los delincuentes fueron interceptados por los agentes a la salida de un hotel, e inmediatamente detenidos. Les fueron intervenidas dos navajas de hoja plegable y seguro, del tipo conocido como "aleta", de considerables dimensiones y fácil extracción. Igualmente, les fue ocupada documentación que contenía información sobre la deuda. Los detenidos tenían previsto abandonar la Isla una vez consumada la amenaza.