Actualidad

Adán Martín propone regular la vivienda y el trabajo para controlar la población

El vicepresidente canario manifestó ayer que para limitar el crecimiento poblacional el Gobierno ha planteado medidas como la moratoria turística y estudia fórmulas para reducir la construcción residencial y adecuar la oferta y la demanda de empleo a las necesidades del Archipiélago.

EFE, S/C de Tenerife
27/may/02 0:09 AM
Edición impresa

El vicepresidente y consejero de Economía, Hacienda y Comercio del Gobierno de Canarias, Adán Martín, afirmó ayer que para controlar el aumento de población en las Islas el Ejecutivo Autónomo ha planteado medidas como la moratoria turística y estudia fórmulas para limitar la construcción de viviendas y "poner de acuerdo" la oferta y la demanda de empleo.

Adán Martín indicó a los periodistas en la Capital tinerfeña que la limitación del número de residentes en el Archipiélago es un asunto "que se trabaja y estudia" en el seno de Coalición Canaria, al tiempo que el Gobierno "atempera" el incremento demográfico con medidas como la de controlar el crecimiento turístico.

El vicepresidente apuntó que es importante plantear este tipo de asuntos "en un nivel político y que se profundice en ellos", pero puntualizó también que "una cosa es atemperar el crecimiento que trae mano de obra y otra que la economía siga creciendo, lo que es fundamental para nosotros".

Compatibilizar ambas cuestiones es "muy sencillo", añadió, ya que se trata de no abrir "establecimientos que necesariamente deben traer la mano de obra de fuera", sino de que la economía canaria crezca a base de "aumentar la productividad, mejorar la inversión, la eficiencia y las nuevas tecnologías", y no "crear más de lo mismo".

Lo primero que hizo el Gobierno Autónomo cuando planteó la necesidad de controlar el crecimiento turístico fue explicar las cifras de incremento demográfico, agregó.

Por este motivo se propuso limitar el incremento de camas turísticas, ya que este factor "es el que disparaba este crecimiento demográfico", precisó Martín.

La Consejería de Economía, Hacienda y Comercio "trabaja y da las pautas para encontrar ese modelo" que haga compatible el crecimiento económico y la estabilización en el número de residentes en las Islas, aunque esta fórmula no se notará inmediatamente "porque estas medidas necesitan un tiempo para madurar", argumentó su máximo responsable.

El vicepresidente indicó que otro "camino" es el control del suelo, de forma que se regule el número de residencias que se puedan edificar y se facilite a los habitantes el acceso a una vivienda a un precio asequible.

"Si se regula el mercado, el precio va a subir, pero se buscan medidas para encontrar residencias a precios asequibles y viviendas de protección oficial", afirmó.