Vivir

Conducir una moto acuática ya exige contar con un título de patrón

Los trágicos sucesos ocurridos el pasado verano, que se saldaron con el balance mortal de cinco víctimas, una de ellas en la costa tinerfeña, ha provocado que las autoridades decidieran regular el uso y gobierno de este tipo de embarcaciones, además de actualizar las medidas de seguridad.

EL DÍA, S/C de Tenerife
28/may/02 0:13 AM
Edición impresa

En el sector náutico deportivo todas las embarcaciones a motor de más de 4 metros de eslora (longitud de proa a popa), y que además dispongan de una potencia superior a los 13,6 C.V., exigen para su gobierno que el patrón se encuentre en posesión del título correspondiente.

Precisamente porque la eslora de las motos acuáticas es inferior a estas medidas no se había exigido tal requisito, pero la situación ha cambiado de forma radical con la entrada en vigor del Real Decreto 259/2002 de 8 de marzo, por el que se actualizan las medidas de seguridad y se regulan las condiciones para la obtención del título que acredita el gobierno de una embarcación de recreo.

La razón que ha impulsado la promulgación de esta nueva norma hay que buscarla, precisamente, en la seguridad. Y es que de fondo, y aún frescos en la memoria, se perfilan aquellos trágicos y desgraciados accidentes ocurridos el verano pasado en distintos puntos de la costa española, entre ellos también la de Tenerife, que se saldaron con el balance fatal de cinco jóvenes que perdieron la vida, cuatro de las víctimas conductores y, la quinta, un adolescente que resultó atropellado.

La convulsión social y la voz de alarma que a nivel institucional generaron aquellos sucesos parece que ha empezado a traducirse en una reglamentación específica y en acciones concretas.

A examen

Tal es así que por resolución de 22 de mayo de 2002, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del sábado 25 de mayo, la Dirección General de la Marina Mercante ya ha fijado la convocatoria de exámenes ordinarios para la obtención de los títulos que permitan el manejo de estas motos acuáticas, concretamente las denominadas de tipo "A" y "B", y que deberán celebrarse el próximo 19 de junio en Madrid.

La Comunidad Autónoma de Canarias tiene transferidas las competencias en esta materia y, en tal sentido, fuentes de la Viceconsejería de Pesca señalaron ayer a EL DÍA que es precisamente este órgano del Ejecutivo el que está facultado para llevar a cabo las referidas pruebas.

No obstante, tal y como explicaban desde la Viceconsejería, por el momento se maneja derivar a los usuarios de estas embarcaciones hacia la obtención del denominado título de Patrón de Navegación Básica, que permite el gobierno de estas motos, y cuya próxima prueba está previsto se realice a lo largo del mes de julio, en diferentes fechas según cada Isla, siendo una prueba que no volverá a convocarse hasta el mes de noviembre.

Por su parte, Lorenzo Hernández, responsable de la Capitanía Marítima en Santa Cruz de Tenerife, explicó a este periódico que desde el año 95, y ante la progresiva presencia de motos acuáticas en nuestras aguas, ya se venía demandando una normativa adecuada y cercana a la realidad que se vive en el mar.

En su opinión, "el Real Decreto representa una revisión profunda y viene a significar, sin duda, una llamada al orden", que calificó de apropiada y consecuente con la profusión cada vez más desordenada de estas naves.