Hora última
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Alfonso Serrano abandona la secretaría técnica del CD Tenerife leer

"Portazo" de Marruecos a Canarias

El Gobierno marroquí impide la entrada en el Sáhara a una delegación de políticos isleños porque dice que no tenía la autorización pertinente, extremo que niegan los afectados.

EL DÍA/EFE, Santa Cruz de Tenerife
2/jun/02 0:24 AM
Edición impresa

Las autoridades marroquíes impidieron la entrada a El Aaiún de una delegación de quince políticos y periodistas canarios que pretendía comprobar la evolución del plan de paz elaborado por la ONU para el Sáhara Occidental.

La expedición llegó sobre las 14:00 (hora canaria) al aeropuerto Hassan II en un vuelo fletado a la compañía Naysa procedente de Gran Canaria, y fue obligada a retornar casi dos horas después, sin que ni siquiera se le permitiera abandonar la pista del aeropuerto para ir al baño u ocupar una sala de espera para hablar con las autoridades marroquíes, dijo a EL DÍA Carmen Delia Bethencourt, teniente de alcalde del Ayuntamiento de La Laguna y miembro de la delegación. El otro tinerfeño que viajó en la expedición, el alcalde de Arona, Miguel Delgado, calificó el incidente de "calamitoso" y cuestionó la apertura que pregona Marruecos.
El diputado del PNV en la Cámara vasca Txomin Aurrekoetxea, el único miembro de la delegación no canario que viajó en representación de todas las autonomías del Estado, recriminó a las autoridades marroquíes que fueran inmovilizados en la pista del aeropuerto "a pleno sol, sin ningún tipo de atención como puede ser agua, y sin permitirnos ni ir al lavabo", lo que motivó que incluso algún político tuviera que orinar en una rueda del avión.
Según Aurrekoetxea, tras devolverles los pasaportes, les obligaron "a empujones" a volver a Gando, amenazando a la compañía dueña de la avioneta con represalias si no lo hacía. "Nuestra intención era mantener una huelga de hambre en medio de la pista, pero nos obligaron a meternos en la avioneta y regresar".

Los hechos

La primera sorpresa de cuantas les aguardaban a la delegación canaria surgió quince minutos después de despegar de Gando. La torre de control del Aeropuerto de El Aaiún comunicaba al responsable de la expedición, el vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria, Carmelo Ramírez, que se le negaba la entrada.

Una vez en tierra, una veintena de militares y policías marroquíes esperaban a la expedición a pie de escalerilla. Les reclamaron los pasaportes e impidieron a los periodistas que tomaran imágenes.

Ramírez, también miembro de la Comisión de Cooperación de la Federación Española de Municipios y Provincias, dialogó mediante un traductor con uno de los responsables marroquíes e insistió en que se le autorizase la entrada, recibiendo una contundente negativa y se le reprochó que no había utilizado los canales oficiales para comunicar el viaje. Ramírez argumentó que tanto el Ministerio de Asuntos Exteriores español como la Embajada de España en Marruecos conocían el viaje, extremo que ratificó el portavoz del Gobierno Canario, Pedro Quevedo, quien anunción que pedirán explicaciones a Asuntos Exteriores.
La delegación había cerrado diferentes entrevistas con los gobernadores de El Aaiún y de Esmara, así como con representantes de la Minurso (de la ONU) y con organizaciones sociales y cívicas, dijo a
EL DÍA Miguel Delgado.