Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El PP y Cs, a punto de cerrar el acuerdo de gobierno en Andalucía leer
ENRIQUE HIDALGO DE BIZCARRONDO

Una tarde en el Puerto de la Cruz


4/jun/02 18:25 PM
Edición impresa

RECIBÍ DE LA CONCEJALA delegada del Servicio Socio-Cultural, Doña Ángeles Marrero González, atareada y eficaz en un área tan compleja, una lista de actividades entre las cuales estaban las actividades culturales que tendrían lugar en el Puerto de la Cruz correspondientes al mes de mayo. El jueves 16, en el Instituto de Estudios Hispánicos se daba una conferencia con un tema atractivo, "Las Haciendas Tinerfeñas, arte y naturaleza", exposición realidada por dos estudiantes del 2º ciclo de Historia del Arte de la Universidad de La Laguna: los estudiantes Andrés de León Oramas y David Martín López.

Nos explicaron sus experiencias en el trabajo de campo realizado en la asignatura de Arte Canario I. Nos Mostraron cerca de trescientas diapositivas y sus circunstancias a veces llenas de anécdotas. Su directora, la doctora Doña Margarita Rodríguez González, fue quien les dirige y ellos cumplen, porque estos dos estudiantes tienen vocación y les encanta su trabajo, el día de mañana serán expertos y, sin duda, un orgullo para la Universidad de La Laguna que los forma y les enseña.

Nos mostraron diversas fincas en la singularidad de sí mismas. Muchas de ellas en estado lamentable de atención, pero bellas en arquitectura isleña. Algunas compradas por el Cabildo para salvarlas de su destino aciago. El tiempo las tiene muy trabajadas, se mantienen en pie, pero la ruina total las amenaza. Las ideas de estos estudiantes es clasificarlas en función de su uso y su planta. La piedra y la madera, y su empleo en la arquitectura de las mismas haciendas, su funcionamiento, los zaguanes almenados y su repercusión en el neocanario del siglo XX. Autores como Marrero Regalado, llegando hasta la actualidad, nos han hablado de la arquitectura isleña. El poeta Saulo Torón escribe:

"Al dejarte, viviendo de mi antiguo respeto, donde pasé los años más puros de mi vida (...). Bajo la paz augusta de tus viejos maderos/ surgió como un milagro mi juventud en flor;/ en ti soñé las gracias de mi primer amor,/ (...) tú guardas en silencio todo el pasado mío;/ Tu barro es carne mía, que hoy tirita de frío/ en este lento viaje hacia la senectud.../ Por eso, aunque te deje desolada y desierta/ vendré todas las noches a llamar a tu puerta,/ ¡a ver si me responde dentro mi juventud!

Según los estudiantes, cumpliendo su programa de campo:

- Influencias en las haciendas de Buenavista del Norte.

- El aspecto religioso, devociones de las capillas en las haciendas.

- La presencia de las haciendas en el arte de la Isla, especialmente en la pintura costumbrista canaria desde las acuarelas de Bonnin a las plumillas de Falcón.

- La Rambla de Castro, Arte y Naturaleza. Elementos del Romanticismo en Tenerife. Los estudiantes escriben "no hemos podido incluir todas las haciendas existentes en la actualidad en la Isla de Tenerife, quedando en análisis (...) para un posterior tratamiento en este campo".

Neruda escribió también "quiero ver si nace la pena / las flores de la incertidumbre,/ la indecisión apesarada/ quiero saber de qué color/ son las hojas del abandono (...) y cuando menos lo esperaba/ me pongo a repartir la tristeza".

Los estudiantes recibieron estímulos de Don Alonso Fernández del Castillo-Machado, que les dio una carta de presentación para visitar toda esta riqueza privada y dispersa. Los Dres. Camacho Serrano y Don Fernando Estévez les orientaron sobre diversas cuestiones; el segundo como director del Museo Etnográfico de Tenerife, de toda esta riqueza isleña que resignada espera la actuación para que no desaparezca.

La tarde se nos hizo corta, quedamos los asistentes agradecidos y aplaudiendo a estos muchachos que nos dieron su tiempo y sus ilusiones de futuro ¿cuándo vuelven otra vez? Su público les espera. Animamos a estos estudiantes de La Orotava, el futuro es vuestro.

Señores del siglo veintiuno/ es necesario que se sepa/ lo que nosotros no supimos,/ que se vea el contra y el por (...)/ Pablo Neruda.

P.S. Echamos de menos al notable escritor de La Orotava Don Juan del Castillo y al profesor Doctor Don Antonio Galindo del Puerto de la Cruz.

ENRIQUE HIDALGO DE BIZCARRONDO