Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Un estudio de la Complutense atribuye al plátano efectos beneficiosos frente al cáncer leer

El PNC critica el "mal estado" del refugio del Teide y Parejo responde que "no es un hotel"

Los nacionalistas sostienen que el Cabildo de Tenerife gastó "un montón de dinero" en la reforma de la instalación y "ahora está peor que antes". La consejera insular considera que "Altavista", cuyo aseo no funciona siempre, es "un lujo, para ser un albergue de alta montaña".

EL DÍA, La Orotava
4/jun/02 18:25 PM
Edición impresa

El Partido Nacionalista Canario (PNC) sostiene que el refugio de Altavista, en el Teide, no cumple los requisitos mínimos para una instalación de este tipo, que su estado es "lamentable" y que en la actualidad, tras la reforma ejecutada por el Cabildo de Tenerife, "está peor que antes". Sin embargo, la consejera insular de Turismo y Paisaje, Pilar Parejo (CC), responsable del albergue, considera que se trata de un centro de lujo, "a pesar de que no puede compararse con un hotel".

A juicio de Parejo, no hay casi ningún refugio a tres mil metros de altura que tenga energía eléctrica, toallas, edredones, vajilla, calefacción y baño, "aunque éste se cierre cuando falta agua".

El secretario insular del PNC, Martín Barreto, no piensa lo mismo y denuncia que los alrededores de "Altavista" están repletos de excrementos y de papel higiénico "porque todo el mundo debe hacer sus necesidades al aire libre".

Barreto cree que no se puede cobrar por el uso del refugio en sus actuales condiciones: "Sin baño, sin agua corriente y, muchas veces, sin calefacción". Incluso afirma que no debería estar abierto al público.

Parejo reconoce que la calefacción falla, pero anuncia que existe un convenio con el Instituto de Energías Renovables para mejorar esta instalación y las placas solares.

"En nuestra opinión, el Cabildo ha tirado el dinero en esta reforma, puesto que el refugio está ahora peor que antes", subraya Barreto.

También acusa a la Corporación Insular de "jugar con la integridad de los trabajadores y visitantes del refugio".

Uno de los "puntos negros" de la instalación es, para Barreto, la zona del comedor, "cuyo tejado no cuenta con tela asfáltica, está lleno de goteras y tiene una grieta de dos metros de largo y varios centímetros de grosor; lo que produce que en ocasiones la habitación se encharque".

El PNC pide al Cabildo que actúe en el refugio antes del verano, ya que la llegada masiva de usuarios "hará la situación insostenible".

Parejo no comparte estas críticas y recalca que mantener la instalación es muy complicado y costoso. "Destinamos 360 mil euros a su reforma, pero todavía, si lo comparamos con un hotel, tiene tres mil carencias", sentencia.

La presidenta de la Federación Tinerfeña de Montaña, Carmen López, señaló ayer a EL DÍA que hasta ahora no ha recibido ninguna queja respecto al refugio, aunque matizó que sí le han comentado de forma informal que el baño habría que mejorarlo.