Hora última

Unos trabajos de desmonte originan el derrumbe parcial de tres casas en San Andrés

Los habitantes son damnificados por el temporal del pasado 31 de marzo que se tuvieron que trasladar a la ciudadela al quedarse sin hogar tras la tormenta.

EL DÍA, S/C de Tenerife
6/jun/02 0:33 AM
Edición impresa

Las obras de desmonte de un solar en construcción causaron en la tarde de ayer el derrumbamiento de las paredes de tres viviendas contiguas a la futura edificación, situada en la confluencia de las calle La Cruz con Pedro Schwarz, en San Andrés, según pudo saber EL DÍA.

Afortunadamente, en el momento del suceso ninguno de los afectados se encontraba en el interior de las viviendas, ya que, durante la mañana, habían sido advertidos por otros vecinos al producirse el desplome de parte de la tirra del desmonte.

Los habitantes de estas casas son tres familias afectadas por el temporal del pasado 31 de marzo que se vieron en la necesidad de trasladarse a esta ciudadela después de que las lluvias torrenciales que azotaron el barrio las dejaran sin hogar.

En la actualidad tenían alquiladas algunas dependencias mientras el Ayuntamiento de Santa Cruz les facilitaba la posibilidad del realojo en otras viviendas.

En la tarde de ayer, los vecinos de San Andrés tuvieron que ayudar a los habitantes de las tres casas dañadas a desalojar los muebles de sus hogares, que quedaron a la intemperie después del incidente.

La mayoría de ellos son personas mayores que no salen de su asombro de cómo les pueden suceder tantas desgracias en tan poco tiempo, "a perro flaco, todo son pulgas", manifestaba a este periódico Guillermo Acuña, familiar de una de las afectadas.

Efectivos de los Bomberos y de la Policía Local se personaron ayer tarde en el lugar de los hechos para comprobar los daños producidos en el desplome momentos antes de que los responsables de la obra empezasen a apuntalar los techos de las casas para que no se vinieran abajo.

Los vecinos señalaron a EL DÍA que desde el mes de abril ya habían alertado al Ayuntamiento del peligro que esa obra suponía para el centro cultural y las casas colindantes, como posteriormente ha ocurrido.

Asimismo, los ciudadanos lamentaron que ningún responsable de la Corporación Local se personara en el lugar tras el suceso.