Vivir

Salud Pública prevé este mes un aumento de los casos de varicela

El mayor número de contagios - 312 en la última semana frente a los 218 de la anterior - se corresponde con el curso normal de la enfermedad, que suele brotar en primavera y afectar a niños de corta edad.

EL DÍA, S/C de Tenerife
6/jun/02 0:35 AM
Edición impresa

La Dirección General de Salud Pública prevé que en las próximas semanas aumente sensiblemente el número de casos de varicela en Canarias, una enfermedad contagiosa incluida en la lista de patologías sujetas a declaración obligatoria a este Departamento por los médicos de la red sanitaria y que tiene un comportamiento estacional.

El técnico de Salud Pública Lucas González informó ayer a EL DÍA de que en la última semana se notificaron en las Islas del orden de 312 casos de varicela, unos 104 más que en la anterior, lo que coincide con el curso normal de esta enfermedad vírica que presenta su pico más alto en esta época del año, en concreto antes o después de abril.

"Lo habitual es que se detecte una subida entre los meses de abril y mayo, aunque siempre dentro de lo que los técnicos denominados el canal, un máximo y un mínimo que nunca se suele superar", señaló Lucas González.

En este sentido, indicó que en 2001 se diagnosticaron en el Archipiélago 6.618 enfermos de varicela, mientras que en el año anterior se cuantificaron del orden de 9.977, cantidades entre las que señaló oscila la cifra media de contagios y que se corresponde con el promedio nacional.

Añadió que la varicela tiene un período de incubación largo, de un par de semanas, cuyos síntomas son menos intensos que los de la gripe, aunque molestos, y que cursa con fiebre moderada y una importante erupción cutánea con vesículas llamativas que terminan formando costras.

El técnico de Salud Pública añadió que el contagio se suele producir antes o durante la erupción cutánea, ya sea por vía respiratoria o por las secresiones de las vesículas, de ahí que para evitar la infección del virus se recomiende "mantener unas pautas de higiene", indicó, si bien muchas madres "prefieren precisamente no evitar los contagios", dijo, para que los hijos superen una enfermedad típicamente infantil.

Vacunación hospitalaria

Aunque se pueden registrar casos de varicela en edades adultas, lo habitual es que afecte a niños de corta edad que quedan inmunizados para siempre frente al virus, lo que anula cualquier posibilidad de contagiarse de nuevo en brotes sucesivos.

En cuanto a la posibilidad de introducir una vacuna, desde la Dirección General Salud Pública se indicó que únicamente se utiliza esta medida profiláctica en el ámbito hospitalarios, en aquellos pacientes pediátricos con un sistema inmunológico deprimido para los que la varicela es un factor de riesgo.

Lucas González declaró que en ningún calendario vacunal del país se ha introducido el compuesto que inmuniza contra la varicela y que, dado su carácter moderado, los efectos secundarios de la vacuna y el coste sanitario de esta medida, no se baraja generalizar su uso de corto a medio plazo.