Tenerife Norte
VALLE DE TAORO EVARISTO FUENTES

Baloncesto


7/jun/02 18:25 PM
Edición impresa

EL COLEGIO SALESIANO de la Orotava es ya tradicional vivero baloncestista. En sus filas se formaron algunos jugadores que superaron la barrera local para irse a otros equipos de más campanillas, zona Santa Cruz-Laguna. Los reinos de taifas, la desunión y la falta de empresas espónsor han "conseguido" que no haya un equipo comarcal norteño de más solera y representatividad. En los primeros tiempos - mitad del siglo pasado - , las penurias económicas y de equipamiento eran muchas. Por ejemplo, los tableros transparentes tardaron años en llegar a nuestras canchas.

Acontecimiento vital en sí mismo fue el amigo Tomás el cojo, que con su mano lo mismo tiraba líneas de cal marcando la cancha un poco antes del partido, que luego ponía el alma y lo que hay que poner, y fintaba y encestaba con ambas manos. "Jalisco" ayudaba colgando la cartelera.

Destacados jugadores fueron Santiago e Isidro, que fue considerado - a otros testigos de la zona metropolitana me remito - el mejor pívot de las Islas la temporada 1956-57. Surtido de balones por alas como Elfidio Alonso y por el base Pinto, hizo una temporada extraordinaria. Los partidos de casa se jugaban, a cielo acierto, en La Alhóndiga de La Laguna, junto al Ayuntamiento.

Fue en un partido junto al Puente Galcerán, en el Frontón de Santa Cruz, recinto ya demolido en aras de la especulación inmobiliaria Liga de Primera Regional, lo máximo a que se podía aspirar entonces. Santiago, base del CB Peña Rambla, cubría a Isidro, pívot del CB Canarias, y como eran muy amigos se gastaban bromas. En una de esas, Chago estaba más ensimismado en el vacilón que metido en el partido. Isidro aprovechó para fintarlo y meter la canasta del triunfo (creo que fue el tanteo 55-57, del 30-enero-1957).

J. Arbelo también militó en equipos de la zona capitalina, y más tarde, Ventura de la Rosa estuvo en División de Honor, con el R.C. Náutico de Tenerife. José Luis, que mide 1.95, aunque entonces lo llamaban "El Chiquito", fue probado en Mataró, a donde lo llevó Soler, famoso base del Barça, que estuvo varias veces por aquí.

De generaciones posteriores sobrepasan el listón del baloncesto local Juanjo Valencia, Mingo, Lorenzo, Ramón, Carmelo... Y en féminas, Marta y Lourdes (de la cantera del Jardín Victoria), y de la última hornada, Mª Jesús Monasterio, que forma en la selección canaria. Ahora, el San Isidro juega en la liga EBA, de categoría nacional.

Por lo que a mí respeta, muy delgado y muy alto, Santiago me animaba diciéndome que yo no era flaco, que era "huesudo" (no sé qué diferencia hay, no he mirado el diccionario). Mi precalentamiento era doble, el físico y el psicológico, pues dedicaban piropos a mi esqueleto. Una vez, en la terraza del teatro Atlante, Antonio H. Sánchez, al verme saltar a cancha, me gritó: "¡Evaristo, tienes más huesos que un damasquero!". No me podré olvidar. Antonio estaba en una azoteita que había en el borde oeste de la cancha. El precalentamiento psicológico se me fue esta vez por los suelos. Ya de "vieja gloria" (ni vieja, ni gloria, de eso, ¡nada!) yo "ajeité", en un partido en Franchy Alfaro, tres aros con sendos ganchos de izquierda. Lo digo en serio. Hay testigos que todavía viven. Yo mismo, tantos años después, no me lo acabo de creer.

VALLE DE TAORO EVARISTO FUENTES