Tenerife Norte

El CEO Manuel de Falla hace un balance positivo de las denuncias a los padres

El director del colegio orotavense, Pablo Reyes, asegura que tres de las siete unidades familiares llevadas al juzgado han cambiado su actitud y muestran una mayor preocupación por la educación de sus hijos.

EL DÍA, La Orotava
7/jun/02 18:25 PM
Edición impresa

El Centro de Educación Obligatoria (CEO) Manuel de Falla, de las medianías orotavenses, se convirtió el pasado enero en el primero de Canarias en denunciar a padres en los juzgados ordinarios por su presunto desinterés por la educación de sus hijos. Cinco meses después, y justo en la recta final del curso, su director, Pablo Reyes, hace un balance positivo de la medida y asegura que tres de las siete unidades familiares censuradas han cambiado de actitud, "acudiendo a las reuniones a las que les convocamos y recogiendo las notas escolares".

Reyes explica que otra de las familias está siendo tratada por la Dirección General del Menor por problemas de desestructuración, mientras que lamenta que las tres restantes sigan sin reaccionar.

No obstante, y aunque le extraña que los juzgados no le hayan llamado para declarar, insiste en el acierto de la decisión "porque todas las familias se han concienciado más" y por la sensibilización que ha apreciado desde entonces en las administraciones.

Entre otras cosas, destaca la decisión del gobierno local de crear una unidad social integrada por siete policías especializados. También subraya la incorporación de una trabajadora social para desarrollar en la zona el programa de centros preferentes de la Consejería de Educación, que el Ayuntamiento hiciera lo mismo con su unidad de orientación y que el Cabildo haya elegido el colegio para un proyecto de actividades psicodeportivas y formativas en horario de tarde, aportando dos monitores y un vigilante hasta abril de 2003.

De ser insuficientes las medidas y repetirse la situación en enero del próximo año, el director es partidario de retomar las denuncias.