Actualidad

Canarias rechaza la subida de Binter y habla de "prepotencia" de Fomento

El consejero Juan Carlos Becerra insiste en que la medida, que se hará efectiva después de que la filial de Iberia reciba la autorización del Gobierno Central del incremento de cinco euros por trayecto recogido en el BOE del pasado 1 de junio, perjudica los intereses de los canarios.

8/jun/02 0:37 AM
Edición impresa
TRANSPORTE
La venta de la Compañía, cerrada

La compañía Binter Canarias cambiará de manos este mes, previsiblemente, el próximo día 24, fecha que se baraja, según confirmaron fuentes de la mencionada entidad aérea, a EL DÍA, como la más probable para llevar a cabo la firma del contrato de venta por parte de los nuevos propietarios: el grupo empresarial canario Hesperia Inversiones Aéreas. De esta forma se culminaría el proceso iniciado el pasado 4 de abril y en el que Iberia y Hesperia Inversiones Aéreas suscribieron un contrato de promesa de compraventa por un montante, tras impuestos, de 54 millones de euros. Posteriormente, se llevaron a cabos los trámites correspondientes, centrados en trabajos de auditoría, y el consejo de administración de Iberia dio el visto bueno a la operación. Respecto al incremento de tarifas solicitado por la compañía, fuentes de Iberia apuntaron que fue pedido con el objetivo de paliar los efectos del alza del 6.000% de las primas de los seguros, producida como consecuencia de los atentados ocurridos el pasado 11 de septiembre en Estados Unidos. Las mencionadas fuentes manifestaron que este incremento de los seguros se traduce en un impacto en la cuenta de explotación de la compañía de 7,21 millones de euros al año. Por otro lado, salieron al paso de las críticas sobre el servicio prestado por Binter y que han sido realizadas por el Ejecutivo Autónomo. En este sentido, "recomendaron" hacer una lectura del informe de la Asociación de Líneas Aéreas Europeas Regionales (ERA) en el que se pone de manifiesto la alta calidad de los servicios que presta Binter Canarias.

EL DÍA/EFE, Tenerife/Las Palmas

El consejero de Turismo y Transportes del Gobierno canario, Juan Carlos Becerra, acusó ayer al ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, de aplicar una política "prepotente" y perjudicial a los intereses de los canarios, tras ordenar el incremento de las tarifas de la compañía Binter Canarias.

Becerra expresó, en rueda de Prensa, la oposición del Ejecutivo regional al aumento de las tarifas, que además no va aparejada de una mejora de la calidad del servicio, y criticó al ministro por no aplicar a la compañía los criterios de obligado cumplimiento como servicio público y de oponerse "radicalmente" a mejorar la calidad o a ceder estas competencias a Canarias.

Informó de que el Ministerio ha obviado la propuesta formulada por el Gobierno Autónomo tras las reuniones que se han celebrado con la Dirección General de Aviación Civil para mejorar la calidad del servicio que presta la compañía, calificado por los canarios como "nefasto, de mala calidad y que no responde a la demanda de sus usuarios".

Esa propuesta, añadió, lleva cerca de dos años "sobre la mesa del ministro", sin que el Ministerio se haya pronunciado al respecto, mientras que sí ha respondido de manera favorable a la solicitud de la compañía, que es posterior, de que se aumenten las tarifas.

Juan Carlos Becerra aludió a que el Gobierno en su propuesta fijó como "imprescindibles" el incremento de la frecuencia de los vuelos y el número de asientos, la reducción del tiempo máximo de retraso a 15 minutos, y que el cómputo límite de cancelaciones fuera inferior al 2%.

Más aviones

Asimismo, se reclamaba que cuando los aviones de la compañía no pudieran operar por condiciones climatológicas adversas, que ocurre con frecuencia en La Palma y El Hierro, la compañía disponga de otros. Además, se solicitaba que se establecieran mecanismos más ágiles ante la posibilidad de aplicar sanciones a Binter Canarias por incumplimientos graves, y que la política tarifaria debía basarse en que el transporte aéreo para Canarias es una necesidad por su condición de territorio fragmentado, y debía estar fundamentada. El consejero, que compareció junto al director general de Transportes del Gobierno Canario, Francisco Zumaquero, reiteró que la posición sólo se entiende por la "prepotencia y soberbia de su ministro", en relación a la política de transportes aéreo para las Islas. Becerra dijo que "da la impresión que el ministro está más preocupado por los problemas del operador aéreo que de los que tienen los canarios".