Canarias
JUAN MANUEL GARCÍA RAMOS PRESIDENTE DEL PARTIDO NACIONALISTA CANARIO

"CC no ha hecho nada por el nacionalismo"


JORGE ESPINEL, S/C de Tenerife
9/jun/02 16:27 PM
Edición impresa

Parapetado tras el Manifiesto Nuevo Siglo del Partido Nacionalista Canario, documento en el que se recogen los postulados ideológicos básicos de la formación que preside, Juan Ma-nuel García Ramos expone en esta en-trevista en EL DÍA objetivos del nacionalismo canario, toda vez que, según apunta, "el grado de consecución, después de nueve años en el poder de CC, ha sido prácticamente cero".

- ¿Qué espera Juan Manuel García Ramos del II Congreso Nacional de CC que se celebra este fin de semana?

- Esperaba más. Anhelaba que realmente fuera el congreso de un partido nacionalista fuerte, que estuviera por encima de lo que pueden ser los poderes insulares, pero parece que el esquema no va por ahí, sino por un estilo que no es el de la unificación, sino que se reparten cotos territoriales y cada uno sigue con sus nombres y apellidos.

- ¿Cómo va la reactivación de la Federación Nacionalista Canaria?

- Pues tendremos una reunión próximamente y, como presidente del PNC, he exigido que bien hay una reactivación o tendremos que revisarlo todo. Nos hemos dado de plazo hasta el 15 de julio para que la FNC entre en un proceso de verdadero proyecto para 2003.

- Una hipotética integración o acuerdo del PNC en Coalición Canaria, ¿depende de la reactivación de la Federación?

- Nosotros tenemos una cortapisa o, por los menos, un handicap, que es la Ley Electoral. Es el primer estrangulamiento al que nos han sometido.

- ¿Quiénes?

- Si fuera a buscar a los culpables, entre ellos pondría a CC.

- Hablaba del futuro de la FNC.

- En segundo lugar, si la Federación no se reactiva, pues también es una cortapisa, porque concurrir en solitario a una elecciones es casi suicida.

- ¿Entonces, qué otras alternativas baraja el PNC?

- A lo mejor, habría que pensar en algún tipo de acuerdo, pero nunca suscribiré uno que no sea desde la dignidad de las partes. Desde luego, si se elige esta opción, lo haré con un programa de trabajo que no sea el que ha tenido CC en estos nueve años de Gobierno, donde el resultado en cuanto a la consecución de objetivos nacionalistas ha sido prácticamente cero.

Cantos de sirena

- ¿En qué sentido?

- No tenemos ni policía propia, ni demarcación territorial, ni control de extranjería, ni presencia en las relaciones de la Unión Europea con los países de nuestro entorno en asuntos que nos conciernen. Todo ello está en el Estatuto de Autonomía. Por lo tanto, ni siquiera lo han desarrollado. Entonces, si se hace un acuerdo, tendría que ser en virtud de compromisos programáticos claros, porque la unidad nacionalista por la unidad nacionalista no la veo para nada. Además, CC ha tenido en sus manos la posibilidad de arrancar del Gobierno del Estado, del PP, muchas cosas y ni siquiera las ha planteado. Sólo ha hecho una especie de cantos de sirena en el Senado, a través de Victoriano Ríos, pero eso no se ha traducido en una acción en el Congreso de los Diputados, que es donde realmente se negocian las cosas.

- ¿Estarían dispuestos a renunciar a alguno de sus postulados ideológicos para poder llegar a un acuerdo e, incluso, alcanzar cuotas de poder?

- No. Lo que sí tenemos claro es que nuestros principios tienen un corto, un medio y un largo plazo. En eso somos muy razonables. Los radicalismos se han acabado y tras el 11 de septiembre tenemos un lenguaje de entendimiento de diálogo y si éste se diera, bien, pero últimamente no tengo muestras de que eso ocurra.

- En su momento, ustedes llegaron a un acuerdo de cara a las elecciones generales de 2000 con CC, en el que ellos se comprometieron a reformar el sistema electoral, hecho que no ha ocurrido. ¿Eso lo tendrán en cuenta?

- Con CC hay que ir siempre con notario. Eso es lo que me han enseñado y tendremos que llevarlo porque los acuerdos han sido incumplidos. Pero me da la impresión de que no sólo con nosotros, también con otras organizaciones como la Agrupación Herreña Independiente y, sin embargo, ahí están en sus brazos.

- ¿Cómo son sus relaciones con Tomás Padrón?

- Sinceramente, no es un hombre que me interese. El gran nacionalista de AHI era Juan Padrón y afortunadamente forma parte del comité federal del PNC.

"AHI nos dejó en la estacada"

- ¿Se siente traicionado por la integración de AHI en CC, después de que estuvieran flirteando con la Federación Nacionalista Canaria?

- Flirteando, no; Tomás Padrón fue co-fundador de la FNC. Lo que pasa es que luego nos dejó en la estacada porque consideró que sus intereses estaban más en la Isla que en un proyecto suprainsular nacionalista, que es lo que a mí me preocupa. En este sentido, tampoco le arriendo las ganacias a Paulino Rivero, que lo está intentando llevar a cabo, pues ni siquiera ellos, con todo el poder que manejan, son capaces de superar esos esquemas insulares que siempre atomizan y llegan a arruinar cualquier proyecto de este tipo.

- Otra de las cuestiones que ustedes han defendido es la aprobación de una ley de residencia, propuesta que ahora vuelve a poner sobre la mesa CC. ¿Qué les parece?

- Nosotros hicimos sonar la alarma hace cuatro años y pusimos sobre la

mesa un borrador de ley de residencia para su discusión política, pero no se ha hecho nada. Ahora, parece que con vistas a su congreso y desde un punto de vista cosmético, CC intenta hacer ver que hay voluntad de sacar adelante esta ley. Nunca voy a negarle a nadie su vocación nacionalista, pero no creo que Coalición Canaria se vaya a tomar ahora en serio una serie de objetivos político-ideológicos que están contemplados en la ponencia marco de su congreso y que muchos de ellos coinciden literalmente con los contenidos en nuestro Manifiesto Nuevo Siglo. La diferencia es que ellos llevan nueve años en el poder y no han desarrollado ni siquiera el Estatuto. Hay un problema de ritmos, como le gusta decir a Paulino Rivero, pero es que el de ellos ha sido cero.

"Me han engañado muchas veces"

- ¿Se utiliza la ley de residencia como cebo electoral cada cuatro años?

- Puede que sí. Aquí hay dos asuntos que preocupan a la población y que además tienen solución dentro del Estatuto de Autonomía. Uno es la inseguridad ciudadana, para el que teníamos previsto la policía propia, y otro es la inmigración, para el que tenemos también el artículo 37.1 que incluye el control de la extranjería, la residencia y la propiedad en las Islas. Si eso se hubiera negociado con creatividad con el Gobierno del Estado y con la UE, hubiéramos tenido base jurídica suficiente para paliar esos dos grandes fenómenos, que son extensibles a otros ámbitos, no sólo al Archipiélago. Pero no se ha hecho, aparece a última hora, desde un punto de vista casi cosmético, y me cuesta creerlo, porque me han engañado muchas veces.

- Ya que habla de inseguridad, ¿comparte el modelo de Policía Autonómica que baraja CC?

- No. Aquí hay una serie de delitos específicos y hay que establecer una policía profesionalizada que casi se acercara a una guardia nacional, porque tenemos que tener mentalidad de Estado.

- ¿Le parece mejor la propuesta de los socialistas?

- Estoy de acuerdo con la que recoge el Estatuto: una policía propia.

- La semana pasada Marruecos cerró sus puertas a una delegación de políticos de CC...

- Me parece bien por Marruecos. No se puede improvisar en relaciones exteriores como se está haciendo. Román Rodríguez, que va a ser nuestro presidente hasta 2003, debe poner un poco de orden en esta materia, porque ha metido la pata defendiendo a esa delegación que fue a El Aaiún, al igual que con el golpe de Estado en Venezuela.

- ¿Hasta 2003? ¿No seguirá después?

- Está claro que la correlación de fuerzas en CC va por otro lado.

- ¿Por quién apuesta usted?

- Por nadie. Aunque quien está representando un mayor espíritu de diálogo en lo que puede significar una unidad nacionalista de verdad es Paulino Rivero. Él debería conducir esa posibilidad, pese a que a mí me ha engañado varias veces.

- La moratoria del Gobierno, ¿qué opinión le merece?

- Estoy muy contento con el responsable del equipo redactor de las directrices, el arquitecto Faustino García Márquez. Quizás es la persona con mayor sensibilidad arquitectónica y urbanística que conozco en estos mo mentos. Espero que los resultados de su trabajo sean atendidos por el Gobierno y que no los tiren al cesto de los papeles.

- ¿Concurrirá Lorenzo Olarte con el PNC a las elecciones de 2003?

- Tenemos abierta una línea de diálogo con él y esperemos que eso propicie un principio de acuerdo. No hay derecho a mandar a su casa a alguien que ha dado tanto por Canarias.

JUAN MANUEL GARCÍA RAMOS PRESIDENTE DEL PARTIDO NACIONALISTA CANARIO