Dinero y Trabajo

Canarias critica la reforma del empleo, pero ayudaría a mejorarla desde el diálogo

Marcial Morales enumeró ayer en Madrid, en la reunión sectorial de Asuntos Laborales, los aspectos, a su juicio, "mejorables" y confió en que las sugerencias de las Islas "se recojan por el Gobierno y haya modificaciones, porque el actual texto de la ley no nos satisface", reiteró.

EFE, Madrid
12/jun/02 0:48 AM
Edición impresa

Marcial Morales puso sobre la mesa desde el inicio de la Conferencia Sectorial, presidida por el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, que la posición de Canarias es "crítica", pero que está dispuesto a sentarse y "a poner sobre la mesa aquellos elementos que consideramos que deben mejorarse".

"De la misma forma que éste no es el texto que se nos presentó inicialmente, porque algunos de los aspectos críticos que habíamos puesto sobre la mesa se han mejorado ya, confiamos en que, si se discuten aquellas cuestiones sobre las que no estamos de acuerdo, y hay bastantes, al final podremos contribuir a que sea una ley asumible, ya que hoy, tal cual está, no lo es", comentó el consejero.

En concreto, Morales dijo que "se han mejorado algunos aspectos de la apuesta por el empleo", lo que no impide que esta ley "respete muy poco a las comunidades autónomas, porque se centralizan los servicios públicos de empleo y en eso no podemos estar de acuerdo ni por aproximación".

Respetar la insularidad

Además de solicitar que se tengan en cuenta para Canarias cuestiones como la insularidad o la ultraperiferia, el consejero consideró que la ley debe de tener en cuenta "qué servicios de empleo queremos en España", y "debe de ser una ley en la que los distintos niveles de la Administración participen en igualdad, que no sea una ley del Estado, sino participada por las comunidades autónomas", concluyó.

Con todo, al término del encuentro, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Juan Carlos Aparicio, dijo que no descarta que el Estado recupere la potestad sancionadora en empleo, una posibilidad articulada en el anteproyecto de ley de Empleo debatido durante una reunión de la Conferencia Sectorial.

Aparicio insistió en "la satisfacción" que le produjo comprobar el "ánimo y disposición" de "muchas comunidades" a seguir aportando ideas y sugerencias al texto sobre la Ley de Empleo.

Sobre la amenaza que ayer hicieron las comunidades socialistas de renunciar a competencias si no se modifica este anteproyecto de ley de Empleo, Aparicio dijo que pensaba que esas autonomías ya habían mostrado "dejación de responsabilidad" al abandonar la última conferencia sectorial Asimismo manifestó su escepticismo respecto a que esas comunidades pudieran mejorar el empleo en sus territorios si renunciaban a las "herramientas e instrumentos" que permiten su gestión.