Nacional

Hallados 131 kilos de explosivos en varios zulos cerca de Valencia

Este material iba a ser utilizado por el etarra Maurtua, junto al huido Vallejo, para atentar contra intereses turísticos y el objetivo "era comenzar ya antes de la cumbre de Sevilla", dijo Mariano Rajoy.

EFE, Madrid
13/jun/02 0:52 AM
Edición impresa

ETA pretendía atentar contra intereses turísticos españoles antes de la cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar el día 21 en Sevilla, con los 131 kilos de explosivos que las fuerzas de seguridad hallaron ayer en varios zulos, en un paraje situado a 80 kilómetros de Valencia.

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Mariano Rajoy, compareció ayer para informar sobre el hallazgo de este arsenal en un paraje boscoso, ubicado en la zona de Cortes de Pallás, dos días después de la detención del etarra Aitzol Maurtua en la localidad valenciana de Algemesí.

En concreto, las fuerzas de seguridad hallaron en varios zulos 120 kilos de cloratita y 11 de dinamita, además de seis cajas de temporizadores, una de detonadores, cordón detonante y otros utensilios.

Este material iba a ser utilizado por el comando etarra integrado por Maurtua, junto al huido Vallejo Franco, para cometer atentados contra intereses turísticos y el objetivo "era comenzar ya antes de la cumbre de Sevilla", con lo que, según Rajoy, podían conseguir dos objetivos.

Por una parte, indicó Rajoy, dañar los intereses turísticos y por otra, transmitir "una sensación de caos" con ocasión de la reunión de los Jefes de Estado y de Gobierno de la próxima semana.

"Los objetivos eran intereses turísticos de distintas localidades de la zona en donde estuvieron estos días estas personas". Rajoy precisó que el material "estaba a una distancia grande de Valencia, pero lo que pretendían era atentar fundamentalmente contra zonas turísticas".

Rajoy dijo que no le constaba que Maurtua y Vallejo pretendieran atentar en la zona de Cataluña con el explosivo hallado.

Según el ministro, Maurtua y Vallejo llevaban pocos días en la zona de Valencia y habían pernoctado en un hotel. Los investigadores no tienen certeza dónde estuvieron la última noche.