Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Archivan la investigación del título de Casado en Administración y Dirección de Empresas leer

Tres años de trabajo ponen fin al clan de Palmer, con ramificaciones en todo el mundo

Los detenidos, explicó ayer Juan Cotino, están vinculados a actividades relacionadas con fraude de productos turísticos como "holiday packs", "cash - back", "time sharing" y "telemarking", además de a extorsiones, tráfico internacional de estupefacientes y blanqueo de capitales.

EL DÍA, S/C de Tenerife
14/jun/02 0:53 AM
Edición impresa

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría General de Información, Comisaría General de Policía Judicial y de las Comisarías de Playa de las Américas y Maspalomas han logrado la total desarticulación de una importante organización criminal europea, desplegada en varios lugares de España, y dirigida por el conocido mafioso británico Jonh Palmer, que actualmente se encuentra en prisión en el Reino Unido.

En la rueda de Prensa que ayer a mediodía ofreció en Santa Cruz de Tenerife el director general de la Policía, Juan Cotino, manifestó que la citada operación policial duró tres años y ha contado con el trabajo de más de 100 policías. Ésta se llevó a cabo simultáneamente en el Sur de Tenerife y de Gran Canaria, así como en Málaga, y en ella colaboraron servicios policiales europeos coordinados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

En esta ocasión han sido detenidas once personas y se han realizado veinticuatro registros tanto en domicilios particulares como en empresas que se han relacionado con la organización.

Juan Cotino dijo a los periodistas en su comparecencia que se puede calcular en cientos de millones de euros los beneficios ilícitos ingresados durante los últimos años por esta red criminal, y en miles de personas las que han sido estafadas mediante diversos procedimientos.

Los afectados son en su mayoría ciudadanos extranjeros, y la operación policial también ha permitido desarticular el entramado financiero de la organización tras bloquear más de 60 cuentas bancarias y 50 sociedades ubicadas en España y en paraísos fiscales, además de embargar propiedades entre las que hay restaurantes, apartamentos y coches.

Durante los tres años que ha durado la investigación, manifestó Cotino, han sido detenidas 36 personas, de las que continúan en prisión los máximos responsables.

El destino del dinero

Tras desarticular la red y conseguir que los implicados estén a disposición judicial, añadió Juan Cotino, en estos momentos comienza una fase de esta investigación que "se centrará en buscar lo que la organización ha podido hacer con todo el dinero que han ganado ilícitamente".

El director general de la Policía también indicó que, a pesar de que John Palmer fue procesado y condenado recientemente en Reino Unido por un delito de estafa, fue el encargado de gestionar y controlar toda esta red delictiva, que desde ayer ya consideran desarticulada.

Hay que recordar que Palmer se trasladó en 1985 a la isla de Tenerife, donde constituyó una importante organización criminal de ámbito internacional, integrada por más de un centenar de personas y con ramificaciones en muchos países. Todo ello le permitió conseguir, según argumentó ayer Juan Cotino, una de las mayores fortunas del Reino Unido, que las fuentes públicas sitúan en unos 2.100 millones de euros.