Canarias

Rodríguez descarta, por ahora, crear la Policía Autonómica

El presidente del Gobierno de Canarias exigió ayer el envío de más efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional y la estabilidad de las plantillas como medida para paliar la inseguridad en las Islas.

EFE, S/C de Tenerife
15/jun/02 16:27 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, demandó ayer una política de seguridad específica para las Islas, que tenga en cuenta que "en el entorno turístico se generan prácticas y organizaciones que son distintas".

Rodríguez, que hizo esta petición tras inaugurar la nueva sede de la Academia Canaria de Seguridad en Santa Cruz de Tenerife, señaló que esa política pasa por el envío de más efectivos de la Guardia Civil y la Policía Nacional y la estabilidad de las plantillas.

La posibilidad de contar con una Policía Autonómica propia sería una respuesta a largo plazo, porque su despliegue es cuestión de "muchísimos años", y por tanto "la respuesta urgente" para los problemas de seguridad en las Islas pasa por más efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La Policía Autonómica "es una apuesta firme" de Coalición Canaria, "pero no tiene un impacto inmediato y no tenemos la mayoría suficiente para sacarlo adelante", reconoció.

"Es una evidencia que el problema de seguridad es mayoritario en la sociedad canaria, llevamos años reclamando más medios materiales y humanos y una política distinta para un territorio distinto", insistió Rodríguez, para quien la respuesta por ahora del Ministerio del Interior "está muy por debajo de los compromisos adquiridos y de las necesidades que tiene esta comunidad".

En su intervención durante la inauguración de la sede de la Academia, el presidente del Gobierno destacó que las instituciones canarias están comprometidas en los últimos años con la mejora de la seguridad, y como ejemplos se refirió a la aprobación de la Ley de Coordinación de Policías Locales, al Plan Canario de Seguridad y a la creación de la Academia Canaria de la Seguridad.

"Abordarlo de frente"

El problema de la seguridad "es muy serio" y por eso no hay que esconderlo sino "abordarlo de frente", dijo Román Rodríguez, quien subrayó la importancia de la formación de las personas que se dedican a esta materia.

En su opinión, desde el 11 de septiembre parece existir una "aparente contradicción entre libertad y seguridad", pero afirmó que "no es posible el ejercicio de las libertades sin seguridad y no se puede ser libre si se teme salir a la calle". Por tanto, la libertad y la seguridad son compatibles, sentenció el presidente.