Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Los Mossos investigan la muerte violenta de una mujer en El Vendrell leer

"Si seguimos jugando así, a ver QUIÉN nos para"

José Antonio Camacho es un torbellino en el banquillo. Sin embargo, una vez concluido el partido, aunque haya sido tan dramático como el de ayer, el seleccionador del equipo español se muestra sorprendentemente sereno y también seguro respecto a las posibilidades mundialistas de su equipo.
17/jun/02 14:39 PM
Edición impresa

AGENCIAS, Suwon (Corea)

El seleccionador español, José Antonio Camacho, vive los partidos con una gran intensidad. Da órdenes a sus jugadores a base de gritos, gesticula, se levanta del banquillo y sufre con las acciones del juego.

"Lo he pasado mal sobre todo en los últimos cinco minutos del encuentro", afirmó Camacho, para después centrar sus críticas sobre el colegiado, el sueco Frisk. "El árbitro nos ha perjudicado, pero ellos, los colegiados, son los que deciden. Nos ha machacado con los fuera de juego. Además, Quinn también empujaba mucho y nos saca un penalty de este tipo cuando hay tantos forcejeos. El segundo penal no existió, y el árbitro no siempre decidió a favor de España. No entiendo como un árbitro puede pitar en el minuto 90 del Mundial penal en algo que es una acción común en cualquier campo de juego", continuó.

Camacho no regatea elogios al rival. "Irlanda es un equipo muy duro, correoso, por eso lleva 20 partidos sin perder y lo ha hecho tan bien en el Mundial ". Pero prefiere centrarse en la labor de la selección española. "He visto el final -asegura- con mucho nervios, pero mis jugadores han estado épicos. Se nos ha roto Albelda, luego Luis Enrique. Hemos terminado defendiendo con nueve y, sin embargo, hemos llegado a portería tanto como ellos".

El seleccionador español explicó que ha tenido que cambiar tres veces el sistema sobre la marcha por las lesiones. "Pero como a los chicos les veía muy mentalizados sabía que era muy difícil perder este partido". Reconoció que "el momento de los penaltis ha sido dramático, pero yo estaba tranquilo, porque el trabajo estaba hecho".

Camacho se quejó de lo apretado del calendario a lo largo de toda la temporada. "Menos mal que ahora tenemos seis días para recuperar. Quizá podamos contar con Raúl para el sábado, pero no con Albelda. Esto es inaguantable y es un aviso para la FIFA. Si tuviéramos que jugar a los tres días lo tendríamos que hacer los técnicos".

Sobre el rival en cuartos de final, que saldrá del partido Corea-Italia, no tiene preferencias. "Corea está muy fuerte. Si nos enfrentarnos a ellos el público nos va a machacar. Pero lo más importante es que seguimos en nuestra línea. Si seguimos jugando igual a ver quién nos para".

Corea o Italia esperan.

Las frases