Vivir

El Papa mantiene su programa de visitas pese a su delicado estado de salud

Juan Pablo II visitará Canadá, Guatemala y Méjico entre julio y agosto, en lo que constituirá la salida al extranjero número 97 que realiza el Santo Padre en sus 23 años de pontificado, lo que disipa las dudas sobre la posible reducción de su periplo americano.

EFE, Ciudad del Vaticano
19/jun/02 1:09 AM
Edición impresa

Pese a su delicado estado de salud, Juan Pablo II no modificará su agenda y visitará Guatemala y México, tras asistir a la Jornada Mundial de la Juventud en Toronto (Canadá), entre el 23 de julio y el 2 de agosto próximos.

El Vaticano anunció ayer de forma oficial el que será el viaje número 97 al extranjero del Papa en sus 23 años de pontificado, con lo que se disipan las dudas sobre la eventual reducción de las últimas etapas de este periplo americano, que incluye tres jornadas completas de descanso.

Las dificultades que tuvo Juan Pablo II para completar su último desplazamiento a Azerbaiyán y Bulgaria, a finales de mayo pasado, dispararon los rumores sobre la cancelación de las paradas en Guatemala y México.

Desde la propia Santa Sede se dejó entrever que los problemas físicos con que tuvo que afrontar esa visita pastoral, en la que apenas pudo caminar, ni bajar y subir al avión por su propio pie, podrían recomendar que el viaje estival se circunscribiera, exclusivamente, a la etapa canadiense.

Su primer acto oficial tendrá lugar el jueves 25 de julio con el discurso que pronunciará en el Exhibition Place de Toronto, en la fiesta de acogida de los jóvenes que participarán en la Jornada Mundial de la Juventud, que se prolongará durante unas dos horas.

Según el programa oficial, Juan Pablo II dedicará el viernes 26 de julio de nuevo al descanso, antes de afrontar un apretado programa de encuentros al día siguiente con diversas autoridades políticas, entre ellas el primer ministro canadiense, Jean Chretien.

Una comida con los obispos de la Conferencia Episcopal canadiense dará paso a la vigilia con los jóvenes en el parque Downsview de Toronto, donde al día siguiente, el domingo 28 de julio, se celebrará el acto central de la XVII Jornada Mundial de la Juventud, una multitudinaria misa.