Canarias

Pedro Gómez afirma que se están demoliendo los edificios que más impactan en el territorio

El responsable de la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural, organismo dependiente de la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente, explica a EL DÍA que derribar es importante, por el impacto que provoca, pero también avisa del grave deterioro de las costas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
24/jun/02 16:27 PM
Edición impresa

Las normas del rango de las futuras Directrices o la moratoria quedarán en papel mojado si no se exige su estricto cumplimiento, y es ahí donde la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural aparece como figura clave.

"La sociedad en su conjunto, y las administraciones también forman parte de ella, no ha asumido la necesidad de proteger con todas sus consecuencias el medio ambiente y el territorio. A veces esa protección lleva aparejada cesiones desde el punto de vista socioeconómico y no siempre se está dispuesto a ello", explica Pedro Gómez, responsable de este organismo, nacido en 1999 y dependiente de la Consejería de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno de Canarias.

Por principios, la Agencia tiene que velar contra toda infracción, "pero es verdad que establecemos prioridades, con atención a las actuaciones de mayor impacto". En lo que va de año ya se han impuesto multas por valor de 4 millones de euros (700 millones de pesetas) y se han tramitado miles de expedientes, y si bien afirma Pedro Gómez que "no podemos detectar el cien por cien de las infracciones, sí un gran porcentaje de ellas", por el simple hecho de que van a disminuir.

"Era necesario centrar nuestro esfuerzo en detener la proliferación de viviendas clandestinas, pero tampoco hemos descuidado otras infracciones a las que esperamos dedicar más atención cuando el proceso constructivo empiece a menguar".

Esas otras irregularidades, menos llamativas pero igualmente preocupantes, tienen que ver con la agresión a las costas, "que están sufriendo muchísimo. No percibimos el destrozo del medio marino, pero existen muchos vertidos que se realizan sin cumplir con la normativa y ahí habrá que hacer un gran esfuerzo",

En tal sentido, llama la atención de los responsables políticos para que "afronten el costo que supone poner al día todos los vertidos que se producen en el Archipiélago".

Sostiene que en materia de residuos, "la Agencia está dando caña", y que también se es exigente en materia de impacto medioambiental, a pesar del desgaste y de las múltiples presiones.