Actualidad

El Gobierno promete 1.339 millones de euros para políticas activas de empleo

A menos de un año de las elecciones, el consejero de Empleo y Asuntos Sociales, Marcial Morales, presentó ayer en el Parlamento de Canarias los objetivos centrales que en esta materia tiene su departamento para el período 2002-2006.

JORGE ESPINEL, S/C de Tenerife
27/jun/02 1:26 AM
Edición impresa

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marcial Morales, expuso ayer en el Parlamento Regional las políticas de empleo que su departamento piensa llevar a cabo en el período 2002-2006 y que, según dijo, cuenta con un presupuesto de 1.339 millones de euros (222.845 millones de pesetas).

Marcial Morales, que compareció en la Cámara a petición propia, con el objetivo de explicar las políticas de empleo del Gobierno de Canarias, señaló que los principales retos serán que "todos los trabajadores residentes en el Archipiélago accedan, en igualdad de condiciones, a todos los puestos de trabajo que se generen en las Islas; favorecer la reconversión de las personas desocupadas; aumentar la tasa de ocupación de las mujeres; mejorar la calidad del empleo, y promover la integración laboral de los colectivos en exclusión".

Para ello, según dijo, "el objetivo central de las políticas activas de empleo se concreta en un conjunto de medidas que se pueden desglosar en cuatro ejes: creación de más empleo; creación de mejor empleo; creación de empleo para todas las personas, y reestructuración del Servicio Público de Empleo".

El diputado del PP Fernando Toribio recomendó al consejero que tome nota de los aspectos positivos de la reciente reforma del desempleo aprobada por el Gobierno Central para nutrir al Plan Estratégico de Canarias y conseguir el pleno empleo en las Islas.

Toribio, que se refirió de forma continuada a la citada reforma, señaló que en el Archipiélago "el mercado laboral no ha absorbido las políticas de empleo", y puso como prueba que sigan existiendo 95 mil parados en un período de crecimiento económico.

A su juicio, el Instituto Canario de Formación y Empleo (Icfem) "no ha sabido absorber la creación de mano de obra y han fallado los servicios de intermediación laboral".

Toribio también apuntó que la nueva reforma del desempleo posibilita potenciar la movilidad laboral, sobre todo, la de los sectores más desprotegidos.

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista José Alcaraz, criticó el afán "presentacionista" de Marcial Morales y le reprochó que al abordar las políticas de empleo del Gobierno no hubiera efectuado una valoración del trabajo realizado hasta ahora en esta materia y de sus resultados.

José Alcaraz afirmó que "entre el propósito final del pleno empleo y la situación actual debe haber unos objetivos intermedios, pues en el caso contrario, todo es retórica".

El diputado socialista recriminó al consejero que se parapetara detrás de la concertación social y aunque reconoció que el diálogo social es positivo, apuntó que las políticas de empleo las ejecuta el Gobierno.

Ejecución del presupuesto

Alcaraz centró su intervención en destacar los fracasos que ha logrado el Gobierno de Canarias en esta materia y, en este sentido, se refirió a la ejecución del presupuesto de la Consejería de Empleo y Asuntos Sociales en los últimos años, que, en su opinión, ha sido muy bajo.

Así, por ejemplo, indicó que desde 1993 hasta la actualidad el Ejecutivo Canario ha dispuesto de 949,6 millones de euros, de los que sólo ha ejecutado un 53 por ciento (486,8 millones de euros).

También se refirió a la creación de empleo y dijo que en estos momentos el número de parados es superior al de 1999, de lo que se deduce que las políticas activas de empleo no han conseguido frenas el paro.

Igualmente criticó que el Ejecutivo Canario no ha sabido corregir los problemas que existen en el mercado laboral como, por ejemplo, el déficit formativo de los trabajadores isleños, ni reducir la excesiva temporalidad de los contratos.

En su respuesta, Marcial Morales acusó a Alcaraz de hacer una lectura interesada y "demagógica" de las cifras y haber hecho un "chapoteo" de datos sacados de contexto.