Sucesos

Buscan en el Sur un almacén donde podrían ocultarse 800 kilos de hachís

Media docena de agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en colaboración con la 151 Comandancia, llevaron a cabo varios registros en Boca Cangrejo (El Rosario) y La Cuesta de Piedra en busca de pistas que condujesen hasta el lugar donde se oculta la droga.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
27/jun/02 9:40 AM
Edición impresa

Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) desplazados desde Madrid, en colaboración con miembros del Grupo de Investigación Fiscal y Antidrogas (GIFA) de la 151 Comandancia de Santa Cruz de Tenerife, buscan en el Sur de la Isla un almacén donde podría esconderse una cantidad de hachís que las fuentes consultadas señalaron que rondaría los 800 kilos, según informaron a EL DÍA fuentes de la Guardia Civil, sin descartar que el mismo se encontrase en las costas orientales de Gran Canaria.

Esta operación forma parte de la denominada "Vinagre" llevada a cabo en Canarias, Madrid y Andalucía y que se ha saldado por el momento con la detención de 23 personas, la incautación de 200 kilos de polen de hachís y cinco vehículos. Esta organización se dedicaba además a la introducción ilegal de inmigrantes.

En Tenerife, los registros se practicaron en Boca Cangrejo (El Rosario) y en La Cuesta de Piedra, en la Capital tinerfeña, y en los mismos participaron los seis guardias civiles de la UCO junto con dos parejas uniformadas de Santa Cruz.

Los arrestados en la Isla, a los cuales se les intervino telefónicamente sus comunicaciones, resultaron ser: R.I.D.M.; J.J.M.M. y J.M.D., de nacionalidad española, y los marroquíes A.K.K. y E.K.R.; mientras que los detenidos en Las Palmas fueron identificados como los españoles M.C.A.M. y M.I.M.S., y el alemán H.G.H.V. En Madrid, la Benemérita atrapó al que consideran el cabecilla de la red, el marroquí E.H.B., que llegó a residir en el Sur.

Aparte de los registros llevados a cabo en Tenerife, el Instituto Armado practicó varios más en Bailén (Jaén), Cádiz, Granada y Málaga.

Al parecer, la organización pretendía distribuir la droga en diversas provincias españolas y en los Países Bajos. Las investigaciones dieron comienzo cuando la Guardia Civil detectó el envío de polen de hachís a través de empresas de paquetería desde Madrid a Sevilla y desde Gran Canaria a Tenerife. La droga que busca la Guardia Civil fue alijada en Larache (Marruecos) y trasladada en un yate.