Dinero y Trabajo

Los artesanales canarios se movilizarán si el Gobierno no se opone al arte del cerco

Estas denuncias surgen ante la posibilidad de que Canarias vuelva a autorizar este arte, que, en su opinión, va en contra del sector y beneficia a una empresa de Lanzarote, que se dedica al engorde de dicho pescado para venderlo posteriormente en el mercado japonés.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
29/jun/02 1:32 AM
Edición impresa

Los pescadores artesanales anuncian que "prepararán movilizaciones" en el caso de que la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación del Gobierno Canario no se oponga al arte del cerco en las aguas del Archipiélago. En su opinión, esta modalidad de pesca interrumpe el ciclo vital de los atunes y conlleva una alta concentración de capturas en una coyuntura negativa para el sector tras la ruptura del acuerdo con Marruecos.

Representantes de las cofradías y armadores de la provincia tinerfeña alertaron de la posibilidad de que el Gobierno Regional vuelva a autorizar a la compañía Yaizatun a practicar el arte del cerco para capturar atún para su engorde y posterior venta en el mercado japonés.

Asimismo, explicaron que se reunirán con la secretaria general de Pesca, Carmen Fraga, para evitar que dicha empresa de Lanzarote obtenga de nuevo la autorización.

El presidente de la cofradía de pescadores de El Hierro, Fernando Gutiérrez, acusó al Ejecutivo Autónomo de "engañar" al sector, al prometerles el año pasado, dijo, que no iba a haber más autorizaciones de este tipo.

También se refirió al hecho de que siete de las veintisiete cofradías que hay en Canarias, que en el 2001 se mostraron en contra de la pesca con cerco, este año hayan cambiado de parecer.

Por otro lado, aseguró tener sospechas de que buena parte del atún capturado mediante este método el año pasado no fue a parar al engorde, sino que directamente se comercializó.

El vicepresidente de la Asociación de armadores de la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Pedro Jiménez, señaló que el Gobierno Canario se basó en un estudio del Instituto Oceanográfico para aconsejar dicha autorización, elaborado con datos de 1990 a 1999, que no se corresponden con la actual realidad.