Vivir

Aumenta la cifra de adictos al alcohol y la cocaína que reciben tratamiento en el HUC

La Unidad de Desintoxicación del centro sanitario ha detectado un descenso de los tratamientos por consumo de heroína, que el año pasado representaron el 52% de los casos.

EL DÍA, S/C de Tenerife
29/jun/02 1:34 AM
Edición impresa

Las demandas de tratamiento de deshabituación por consumo de alcohol y cocanía han aumentado este año en el Hospital Universitario de Canarias (HUC), que dispone de una Unidad de Desintoxicación en la que en 2001 ingresaron 320 personas, en un alto porcentaje hombres y heroinómanos.

En una nota de Prensa remitida por el centro sanitario, el responsable de la unidad, Rafael Valenciano, señala que de enero a junio se ha detectado, además, un progresivo aumento de las asistencias por abuso de psicofármacos y para la deshabituación de la metadona, al tiempo que advierte de que "cada vez adquieren más relevancia las patologías mentales", asociadas directamente al consumo de drogas o que permanecían latentes en el enfermo y se precipitaron por esta causa.

Del informa remitido por el "Universitario", se desprende que de los 320 pacientes atendidos el año pasado, el 52 por ciento eran adictos a la heroína, otro 22 por ciento presentaban dependencia al alcohol, un 11 por ciento eran consumidores habituales de cocaína, y un 7,8 por ciento de los asistidos habían conseguido deshabituarse de la heroína con metadona y precisaron tratamiento especializado para dejar este sustitutivo. Asimismo, el 4,7 por ciento de los ingresos registrados durante 2001 demandaban tratamiento por consumo de psicofármacos.

En opinión de Rafael Valenciano, "hay que mantenerse alerta" con las drogas de diseño y aprovechar la experiencia adquirida en el tratamiento de pacientes adictos a la cocaína, que por lo general "tienen problemas familiares y sociales y sufren algún tipo de afectación mental por el abuso de la cocaína".

Añade que las pautas básicas de prevención son "el mantenimiento de modelos familiares adecuados y la información a los jóvenes sobre el daño que produce el abuso de las drogas".

Otras enfermedades

La aparición de enfermedades originadas por las drogodependencias obliga a que desde la Unidad de Desintoxicación se deriven pacientes a otros servicios hospitalarios, puesto que son frecuentes los problemas cardíacos en los consumidores de cocaína y las afecciones hepáticas entre los alcohólicos.

Por su parte, el médico de Urgencias del HUC, Guillermo Burillo, añadió que los consumidores de cocaína suelen tener entre 25 y 45 años y requerir consultas por dolores torácicos y taquicardias, mientras que los usuarios de las drogas de diseño tienen de promedio de 16 a 28 años.