Actualidad
EL DEÁN JULIÁN DE ARMAS COMUNICÓ AYER QUE A PARTIR DE LAS 12 DE ESTA NOCHE EL TEMPLO QUEDA AL MARGEN DE ACTIVIDADES Y EL CULTO DURANTE AL MENOS TRES AÑOS.

La Catedral cierra sus puertas


FRANCISCO BELÍN, La Laguna
30/jun/02 1:34 AM
Edición impresa
El deán de la Santa Iglesia Catedral y responsable de los asuntos económicos de la Diócesis, Julián de Armas Rodríguez, informó, en nombre del obispo Felipe Fernández, que el templo se cerrará hoy temporalmente al culto y a toda actividad. La decisión se hará efectiva a partir de esta medianoche y la Iglesia Matriz de Nuestra Señora de la Concepción acogerá la totalidad de las celebraciones y misas que estaban previstas en la Catedral lagunera. El desarrollo de la cuarta fase de las obras programadas para el edificio religioso, aquellas que abarcan las cubiertas y soportes del mismo, aconsejan el cierre inmediato pro razones de seguridad de los fieles y visitantes, y que facilita las futuras labores de apuntalamiento para realizar las pruebas y catas.
De Armas, acompañado del Colegio de Canónigos de la Santa Iglesia Catedral al completo y por el portavoz del Gabinete de Prensa del Obispado, Carmelo Pérez, apuntó en las dependencias del propio templo que "en ningún momento, y en ningún informe, se nos ha hecho saber que la Catedral o alguna de sus estructuras corra riesgo alguno de derrumbamiento o esté sometida a gravísimo deterioro. Sin embargo, a la espera de informes más definitivos, el obispo de Tenerife - consultado el Colegio de Canónigos, para evitar desde ya cualquier posible accidente, por muy improbable que pareciere, teniendo como prioridad absoluta el bien de los fieles y para una mayor seguridad - ha optado por el cierre temporal y el inicio inmediato de los trabajos".
"Ninguna orden u obligación" De Armas reiteró que "nadie nos ha obligado a cerrar, no hay ninguna orden ni por parte de instituciones públicas responsables del patrimonio histórico en Canarias, ni por parte de los ministerios competentes en esta materia, ni tampoco del arquitecto que lleva el Plan Director de esta Catedral; se nos dice que la seguridad es incierta: nadie garantiza que el edificio se cae, tampoco nadie afirma que no se cae. Ante esta situación, el obispo ha tomado la decisión anunciada". Puso de relieve que "los estudios preliminares que se han realizado dan como resultado que hay que seguir haciendo catas en el interior de la Catedral para llegar a conocer la situación de todas las estructuras que componen el conjunto de bóvedas y cubiertas de este templo. Para esto hay que apuntalar el edificio y eso es incompatible con el uso al culto".
"De esta manera, se traslada el Cabildo Catedral y la sede catedralicia y la parroquia de Nuestra Señora de los Remedios al templo de Nuestra Señora de la Concepción", destacó Julián de Armas, que confirmó la reciente reunión mantenida en los ministerios de Fomento y de Cultura y la decisión de solicitar a dichos departamentos la actuación inmediata para que la intervención pueda comenzar sin proyecto, apenas se obtenga de Madrid esta declaración.
Declaración de urgencia "La petición sale mañana, lunes, a los ministerios - indicó el deán - y esperamos que el 17 de julio, en la reunión conjunta de la Comisión del Plan de Catedrales se declare la emergencia y se disponga de inmediato el apuntalamiento". "La Catedral seguirá funcionando totalmente como hasta ahora en la Iglesia de La Concepción". El Colegio de Canónigos, reunido desde primeras horas de la mañana de ayer y posteriormente a la rueda de Prensa para seguir valorando la situación, ha tomado medidas para la protección del patrimonio histórico - artístico existente en la Catedral. El que no se puede mover - retablos, púlpito, templete del altar mayor - se protegerá técnicamente con los recursos que hoy tenemos.
El que sí se puede trasladar, parte se reubicará en La Concepción y también en los monasterios contemplativos de La Laguna, los de las Claras y las Catalinas.
De Armas insistió que "desde los ministerios, en nuestras conversaciones y reuniones de trabajo que hemos tenido y que vamos a seguir teniendo, hay voluntad de acelerar todo. El carácter de emergencia lo han sugerido los propios departamentos como propietarios del templo (Cultura y Fomento). Se piensa que los estudios preliminares se puedan realizar en medio año (análisis de las estructuras de la cubierta, pilares e informe geotécnico), y a partir de entonces se redactaría el proyecto y comenzarían las obras simultáneamente".
Julián de Armas aseveró que la decisión se ha tomado tras escuchar a voces autorizadas y se ha mantenido un estrecho diálogo con el Cabildo tinerfeño y el Ayuntamiento lagunero, además de los mencionados ministerios.
EL DEÁN JULIÁN DE ARMAS COMUNICÓ AYER QUE A PARTIR DE LAS 12 DE ESTA NOCHE EL TEMPLO QUEDA AL MARGEN DE ACTIVIDADES Y EL CULTO DURANTE AL MENOS TRES AÑOS.