Criterios
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El abogado del 'rey del cachopo' dice que se declara "inocente" leer

Más seguridad y control y menos desafíos verbales


30/jun/02 21:02 PM
Edición impresa

NO SERÁ EL DÍA quien abogue por restringirle la palabra a nadie. Tampoco a cuantos ejercen responsabilidades públicas. Faltaría más. Por lo tanto, si viene a Tenerife el director general de la Guardia Civil y dice que, de crearse aquí la Policía Autonómica, se replegarían la Benemérita y la Policía Nacional, pues no es para colocarlo en la picota del palo y tentetieso. Aunque la advertencia les haya impulsado a CC, PSC-PSOE y AHI a reprobar lo manifestado por el ilustrísimo y a exigirle rectificaciones. Pero, señorías, ¿por qué tomarse por la tremenda el aviso? ¿Sobre todo, cuando lo unció a la recomendación de informar a la ciudadanía y al reconocimiento, expreso, de que la eventual decisión sobre el nuevo Cuerpo corresponde al Parlamento y al Gobierno de Canarias?

Escrito lo anterior, lo que sí lamentamos es que Santiago López Valdivielso no fuera más explícito en otros aspectos. Y también debemos deplorar que los grupos parlamentarios antes citados, y el del PP, no hayan ido aún al verdadero fondo del asunto. O que sólo reaccionen de boquilla al filo de unas frases, sin inquietarse a tiempo por una continuada falta de medios, que ha dado lugar a la situación que, únicamente ahora, identifican como "patética". Pese a los innumerables esfuerzos, sacrificados, de mandos, guardias civiles y policías.

Intentaremos explicarnos.

EMPECEMOS POR AGRADECERLE a Don Santiago su participación en que el mando de la 16ª Zona del Instituto Armado en el Archipiélago, con sede en Santa Cruz de Tenerife, se haya confiado, por primera vez, a un general. Interpretemos, pues, que en la doble resolución del ministro y del Gobierno, la de elevar el rango de tal jefatura y la del nombramiento del cualificado militar José Píriz, algo ha debido pesar Vd. Es muy natural. El director debe dirigir. En todo.

Y por eso mismo, si bien Vd. aireó el incremento del 20 por ciento del número de efectivos y la próxima llegada de otros 50 miembros a las Islas... ahí se detuvo. Cuánta parquedad. Nos hubiera gustado escucharle qué sistemas de mayor eficiencia y de coordinación van a practicarse entre los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, con presencia en nuestras ciudades y pueblos, y las Policías Locales. Qué presupuestos extraordinarios van a ser presentados en las Cortes, ajustados a las especiales incidencias que las variadas delincuencias causan en la inseguridad de este Archipiélago Atlántico...

Incluso, centrados en Nivaria, habríamos celebrado, señor López Valdivielso, que Vd. anunciara que el Ministerio del Interior se dispone, por fin, a ser plenamente responsable con el "Convenio de Tenerife". ¿Acaso le suena? Aunque idéntica pregunta, y con igual tono respetuoso y firme, podríamos hacerles a los señores parlamentarios, que siguen jadarios, haraganes en aprobar proposiciones no de ley que acaben con su flagrante incumplimiento.

EL 28 DE DICIEMBRE DE 1997 fue suscrito ese "Convenio", en virtud del cual el Cabildo tinerfeño le entregaba a Interior 86 vehículos, por importe de 200 millones de pesetas, para incrementar en un 40% las dotaciones de parque móvil en la Isla. La donación se materializó el 31 de Julio de 1998, en el Palacio Insular, acto en el que Juan Cotino, director general de la Policía, al que acompañaba el subdirector de la Guardia Civil, significó que era el primero de España en su género y que les serviría de guía para subscribir otras cooperaciones parecidas con Diputaciones Provinciales y Ayuntamientos de la Península.

Transcurridos 4 años, y aunque el presidente Ricardo Melchior ha sostenido varias y pacientes reuniones de trabajo con los ministros Mayor Oreja y Rajoy, el Departamento ministerial no ha satisfecho las contraprestaciones convenidas. Ni siquiera algunas de las comprometidas para "antes de este verano".

Así que más que protestar por la cortina de humo del Sr. Valdivielso, la del condicionado "repliegue" de agentes estatales en Canarias, criticamos su silencio sobre la suficiente y obligada presencia de los efectivos que la seguridad cívica isleña reclama y que el Gabinete Aznar infradota, desatiende. ¿Por qué?

RESPECTO AL PULSO de J.M. Soria con el PP metropolitano, entreverado de lances verbales al Ejecutivo de CC y a la "insolidaridad" de Zerolo, lo cierto es que si al caos inmigratorio hemos de sumar la incomunicación de los llamados a racionalizarlo, éste empeorará. Por cierto, D. José Manuel: ¿sólo es Vd. presidente "regional" de su partido en los nombramientos de TVE en Tenerife y no para percibir que el incontrolado flujo de "blanquitos", sin papeles, puede desbordar a esta Capital e Isla? ¿Preparan Vds. la campaña electoral y les basta?