Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Borrell niega en EEUU que Trump le propusiera construir un muro en el Sáhara leer

El Gobierno aprueba el Reglamento de Dominio Público del Agua

Según el portavoz del Ejecutivo, Pedro Quevedo, "constituye el aspecto más destacado de los previstos por la Ley de Aguas de Canarias porque afecta a todos los sectores relacionados con este esencial elemento, regulando su gestión y uso, la tasación de precios y las competencias".

EL DÍA, S/C de Tenerife
3/jul/02 16:28 PM
Edición impresa

El Consejo de Gobierno aprobó ayer el Reglamento de Dominio Público Hidráulico, norma que, según informó su portavoz, Pedro Quevedo, desarrolla casi por completo la Ley de Aguas de Canarias.

Pedro Quevedo apuntó que este reglamento, compuesto por más de doscientos artículos viene a completar varios decretos del Gobierno de Canarias ya vigentes y relativos a auxilios a obras de iniciativa privada, al régimen sancionador y al control de vertidos.

El portavoz del Ejecutivo no dudó en destacar la importancia de este Reglamento, que, junto a los planes hidrológicos insulares aún pendientes, dará vía libre a la planificación autonómica en esta materia con la aprobación del Plan Hidrológico de Canarias.

En la rueda de Prensa celebrada después del Consejo de Gobierno, su portavoz explicó que el Reglamento de Dominio Público Hidráulico "constituye el aspecto más destacado de los previstos por la Ley de Aguas de Canarias porque afecta a todos los sectores relacionados con este esencial elemento, regulando la gestión y el uso del agua, la tasación de precios y las competencias".

Quevedo advirtió que todo el articulado del citado Reglamento "es bastante generalista para poder adaptarlo a las circunstancias particulares de cada Isla" y apuntó que "antes de llevarse al Consejo de Gobierno se había consensuado con los Consejos Insulares de Aguas y las Cámaras de Agua".

Igualmente, indicó que "con el propósito de asegurar la disponibilidad presente y futura de agua" este Reglamento "amplía fundamentalmente la capacidad de intervención y control públicos sobre todas las formas de gestión hidráulica".

El portavoz del Ejecutivo Canario dijo que aproximadamente cien artículos del nuevo Reglamento están dirigidos al aprovechamiento de las aguas subterráneas y a fijar los procedimientos para la concesiones de pozos y galerías. En este sentido, recordó que en varias Islas el suministro de agua está supeditado, de forma principal o casi exclusiva, a la extracción del subsuelo.

Ayudas para suelo industrial

El Consejo de Gobierno también autorizó ayer la concesión de dos subvenciones específicas a los Cabildos de Tenerife y Gran Canaria, para la realización de actuaciones en materia de suelo industrial y polígonos industriales, por valor de 300.506 euros (50 millones de pesetas) a cada una de las Islas.

Estas subvenciones, según expuso Pedro Quevedo tienen su fundamento en lo dispuesto en el Plan de Desarrollo Industrial de Canarias (Pdinca), que contempla "la realización de un programa de líneas de actuación que se concreta en una serie de áreas estratégicas, entre las que se encuentra el desarrollo industrial y de infraestructuras, destacando, dentro de este área, la acción de suelo industrial.

En este marco el Pdinca señala que el Gobierno de Canarias fomentará la disponibilidad, ordenación y calidad de suelo industrial a través de normas y mecanismos urbanísticos precisos y, en especial, a través de los planes insulares de ordenación del territorio.

Por último, el Consejo de Gobierno también dio ayer el visto bueno a la puesta en marcha del nuevo intercambiador de Tamaraceite, que, según indicó Pedro Quevedo, estará en funcionamiento dentro de dos años y será la primera terminal intermodal terrestre que facilitará el cambio de transporte privado al público.

Con su puesta en marcha, se culmina el anillo de intercambiadores de Las Palmas. Su coste de licitación es de 6,23 millones de euros (1.038 millones de pesetas) y ocupará 11.340 metros cuadrados, teniendo capacidad para 250 vehículos y 12 guaguas.