Venezuela

Las cifras del primer semestre reflejan el empeoramiento de la economía venezolana

El control que durante tres años mantuvo el Gobierno sobre las variables macroeconómicas de inflación, desempleo, déficit fiscal y paridad del bolívar, se ha desmoronado, sobre todo a partir del golpe de Estado cívico - militar del pasado 11 de abril.

EFE, Caracas
3/jul/02 1:44 AM
Edición impresa

El empeoramiento de las cifras oficiales de inflación, desempleo, déficit fiscal y paridad del bolívar, entre otras, al término del primer semestre del año reflejan un deterioro de la economía venezolana.

El control que durante tres años mantuvo el Gobierno sobre esas variables macroeconómicas se ha desmoronado, sobre todo a partir del golpe de Estado cívico militar del pasado 11 de abril.

En lo que va de año, la moneda nacional se ha devaluado un 76 por ciento, al pasar de los 758 bolívares por dólar en enero a 851 en abril y a 1.350 a finales de junio.

La inflación anual, que en 2000 y 2001 estuvo ligeramente por encima del 10 por ciento, se acercó al término de junio al 20 por ciento, un nivel que, según los pronósticos oficiales, pertenecía a épocas pasadas.

Además, el desempleo repuntó para superar el 15 por ciento, a pesar de estar vigente desde mayo la inamovilidad laboral, prorrogada la semana pasada por el Ejecutivo hasta finales de julio.

La gravedad del problema de la falta de trabajo se hace más patente si se tiene en cuenta que las actividades informales ocupan a más del 50 por ciento de la fuerza laboral del país.

El déficit fiscal, que según predicciones del presidente Hugo Chávez debería estar a punto de desaparecer del panorama económico venezolano, ha revivido con fuerza y amenaza con situarse en torno al 4 por ciento del PIB.

El reflejo de la crisis en la vida diaria de los ciudadanos se manifiesta en una caída en el consumo de alimentos y bienes de primera necesidad y también en los depósitos bancarios y en la solicitud de créditos.