Actualidad

Sí al foro, pero sin IMPOSICIONES

El presidente del Cabildo y el alcalde de Santa Cruz acogen de buen grado la iniciativa de convocar a las distintas administraciones alrededor de una mesa y buscar soluciones al problema de la inmigración irregular, pero con condiciones.

EL DÍA, S/C de Tenerife
4/jul/02 1:44 AM
Edición impresa

El presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, así como el alcalde de Santa Cruz, Miguel Zerolo, acogieron de "buen grado" la propuesta lanzada ayer por el consejero de Trabajo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias, Marcial Morales, en el sentido de convocar a las distintas administraciones a un encuentro donde tratar con rigor y profundidad el problema de la inmigración irregular en el Archipiélago.

No obstante, el titular de la Corporación Insular ya advirtió que no permitirá "imposiciones", mientras el edil capitalino se muestra dispuesto a conciliar posturas, pero en caso de no llegar a acuerdos concretos estará siempre "junto a las demandas de los vecinos de Santa Cruz".

En opinión de Melchior, el marco ideal de esa reunión debería estar integrado por representantes del Gobierno de Canarias, del Estado y, en el caso de Tenerife, por miembros del Cabildo y también de los 31 municipios de la Isla, porque "las soluciones deberían ser consensuadas y no impuestas", indicó.

A propósito dejó bien claro que "no estoy dispuesto a que se produzcan imposiciones, desde ningún ámbito", porque, recalcó Melchior, "queremos saber cómo, cuándo y con qué garantías" se van a arbitrar las respuestas, "para después contribuir a buscar la solución, y esa reunión es sin duda la mejor manera de encontrarla".

Melchior, sin embargo, ya intuye que las conclusiones de ese encuentro "quizá no satisfaga plenamente a ninguna de las partes, pero considero que en estos casos debemos ser lo suficientemente solidarios y flexibles para aceptarlas", subrayó el presidente.

Mayor agilidad

El titular de la Corporación Insular tiene la impresión de que "el Ministerio de Interior no está siendo todo lo ágil que debiera", acaso porque desde las instancias del Estado "no ven tan directamente" cómo se desarrolla el fenómeno de la inmigración en el Archipiélago. "Probablemente será así porque nosotros lo tenemos más cerca y vemos y sentimos cuál es la preocupación de la gente". Por eso solicitó al Gobierno central, y de forma muy gráfica, "que se ponga las pilas ya".

Ricardo Melchior sostiene una "valoración similar a la que han expresado las asociaciones de vecinos" de Los Gladiolos, y que ha conocido a través de EL DÍA, en el sentido de que no considera que Tenerife I sea el lugar más adecuado para ubicar un centro de inmigrantes.

Además de precisar que el inmueble pasará a ser propiedad del Cabildo tinerfeño desde el momento en que varíe su función, tal y como queda reflejado en un documento del Ministerio de Hacienda, "no es lógico que se sitúe en el centro geográfico de la ciudad".

Una línea coherente

El Ayuntamiento de Santa Cruz, por su parte, manifiesta que no ha variado su postura y ha venido manteniendo una línea coherente en relación con el asunto de la inmigración irregular.

El alcalde de la Capital, Miguel Zerolo, señaló que "éste es un tema demasiado importante y complejo para estar tratándolo en los medios de comunicación", porque en su opinión los cruces de declaraciones "más que solucionar el problema lo que crean es una mayor confusión entre la opinión pública".

La iniciativa de una reunión entre las distintas administraciones le parece "una idea estupenda. Estoy plenamente dispuesto a sentarme en ese foro y escuchar las propuestas", comentó.

El edil se muestra partidario de "conciliar posturas", pero en el caso de no llegar a soluciones concretas sí deja bien claro que "estaré siempre junto a las demandas de los vecinos de Santa Cruz".