Santa Cruz de Tenerife

La reparación de un colector obliga a verter aguas negras al barranco de Santos

Las filtraciones detectadas en esa instalación no permitían que fraguara el hormigón que se utilizaba en su reparación. El concejal de Urbanismo aseguró que el problema de los malos olores quedará resuelto en los próximos días y que se limpiará la superficie afectada.

EL DÍA, S/C de Tenerife
4/jul/02 1:46 AM
Edición impresa

Una cantidad no determinada de aguas negras fueron vertidas en la mañana de ayer al barranco de Santos, procedentes del colector situado a la altura del pabellón de deportes Ana Bautista de la Capital, según reconoció el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Santa Cruz, Norberto Plasencia.

Plasencia aseguró que el vertido fue causado por técnicos municipales con el objetivo de permitir la terminación de las obras de reparación que se realizan en esa infraestructura como consecuencia del temporal del pasado 31 de marzo.

Al parecer, en los últimos días se habían detectado filtraciones de aguas negras en la base del colector, lo que no permitía que fraguara el hormigón que se estaba utilizando para reparar los daños de la riada.

Otras cuatro zonas

Ante la imposibilidad de desviar los deshechos hacia otra red, se optó por verter el líquido de forma directa sobre el barranco de Santos, lo que ocasionó los malos olores denunciados en la mañana de ayer por los propios vecinos de la zona afectada.

El edil aseguró que el hormigón del colector fraguará entre hoy y mañana, lo que permitirá tener resuelto el problema en apenas unas horas.

No es la primera vez que, a raíz del temporal del 31 de marzo, se producen vertidos de este tipo. Como ya adelantó EL DÍA este tipo de hechos se repitieron tras la riada en otros cuatro barrancos de Santa Cruz, por problemas similares a las filtraciones halladas ayer.

De cualquier forma, Norberto Plasencia aseguró que, una vez que se solucionen los problemas, el Ayuntamiento procederá a la limpieza de la superficie dañada.

A pesar de las dificultades para trabajar en la zona, el edil explicó que una de las fórmulas que estudia el Ayuntamiento es la utilización de tierra sobre la extensión en la que se han producido los vertidos de aguas fecales.