Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
Un hombre apuñala mortalmente a su expareja en una tienda de Palma leer

Obras Públicas baraja un trazado que evita la TF-5 por San Vicente sin cambiar el proyecto

Frente al Gobierno y los alcaldes de CC, el presidente del Cabildo sigue discrepando de los plazos y del tramo que afecta al área protegida, según expuso en una reunión el pasado jueves.

ÁLVARO MORALES, Pto. de la Cruz
6/jul/02 18:26 PM
Edición impresa

Las alegaciones del Ayuntamiento realejero, afectados y otras entidades a la alternativa propuesta por el Gobierno regional para ampliar la autopista del Norte (TF-5) hasta Icod han surtido efecto en lo relativo al barrio de San Vicente, en donde se concentra la treintena de expropiaciones de viviendas previstas. Los técnicos de Obras Públicas barajan una opción que evita el paso de la vía por el enclave sin modificar el resto del proyecto planteado, según se expuso en una reunión mantenida el jueves en la sede provincial de la Consejería.

A la cita, que no fue anunciada, acudió el responsable regional del área, Antonio Castro, el presidente del Cabildo tinerfeño, Ricardo Melchior, los alcaldes de los municipios afectados directa o indirectamente y técnicos autonómicos e insulares.

Según ha podido saber EL DÍA, la mayoría de alegaciones de los consistorios, especialmente las de Los Realejos, serán respaldadas. La discrepancia principal continúa centrada en torno al segundo tramo, que afecta a los parajes protegidos de Tigaiga, Campeches y Barranco Ruiz.

Melchior, en línea con el acuerdo unánime tomado a principios de año por el Cabildo, reiteró su oposición a lo previsto para esa zona, actitud coincidente con la de los alcaldes socialistas de Los Realejos, El Tanque y Buenavista, así como con el PSOE de San Juan de la Rambla, La Guancha, Los Silos y Garachico.

El presidente considera que las trabajos del primer tramo (desde El Castillo hasta la entrada a El Socorro), así como las del tercero (de San Juan de la Rambla a Icod) se pueden anticipar y hacer sin problemas porque existe un amplio consenso. Sin embargo, cree que las del área protegida no han sido suficientemente debatidos y que deben acordarse sin prisas ni temor a perder las ayudas europeas, que, a su juicio, no peligran.

Su postura choca con la del Gobierno y la de los alcaldes de San Juan de la Rambla (AIS), Icod (PSC), Garachico, La Guancha y Los Silos (CC), partidarios de la idea inicial.

En la reunión se acordó que los técnicos regionales e insulares estudien el tramo conflictivo y alcancen una posición común, para lo que Melchior baraja un plazo de entre 6 y 12 meses. La Consejería y los alcaldes antes citados prefieren acelerar el acuerdo.

Según fuentes solventes, el comienzo de las obras puede retrasarse entre 7 y 10 años.