Nacional

Zapatero afrontará el debate de la nación como si fuera el último antes de las generales

El líder de los socialistas encara su segundo "mano a mano" con Aznar más curtido que hace un año, cuando todavía era un recién llegado a la secretaría general del PSOE.

COLPISA, Madrid
7/jul/02 1:55 AM
Edición impresa

José Luis Rodríguez Zapatero ha decidido afrontar el próximo debate sobre el estado de la nación "como si se tratara del último antes de las elecciones generales de 2004", según aseguran sus colaboradores, y emplear desde la tribuna más contundencia al pedir cuentas al presidente del Gobierno, José María Aznar, sobre la situación de España en el último año.

El líder de los socialistas encara su segundo "mano a mano" con Aznar más curtido que hace un año, cuando todavía era un recién llegado a la secretaría general del PSOE que estaba apagando las guerras internas de su partido y tenía que capear con las reivindicaciones y celos de la "vieja guardia", que le reclamaba un día sí y otro también más dureza en su labor de oposición. Una petición con la que él bromea ahora porque considera que se ha convertido "en un eslogan".

Situación desfavorable

Los socialistas aseguran que la situación este año le es menos favorable al Gobierno tras la huelga, el aumento de la criminalidad, los escándalos financieros, la pérdida de poder adquisitivo de las familias e incluso la "crisis" que el PSOE ve en el PP, y que Aznar ya no podrá decir en su discurso que "España va bien".

Además, manejan encuestas que reflejan que el PP habría perdido la mayoría absoluta en los últimos meses y recuerdan que Rodríguez Zapatero ya es un líder "consolidado" dentro y fuera de su partido.