Actualidad

La provincia tinerfeña, en rebajas

Los comercios de las cuatro Islas se sumarán mañana a estas ventas de verano, en las que habrá un amplio volumen de mercancías y descuentos de hasta el 60%.

EL DÍA, S/C de Tenerife
7/jul/02 1:53 AM
Edición impresa
EL DÍA, S/C de Tenerife

La presencia de un importante volumen de mercancía a la venta y un descenso de precios, que incluso puede llegar al 60%, frente al 50% que ha venido siendo el tope máximo generalizado en pasadas ocasiones, serán las notas distintivas de las rebajas de verano que comenzarán mañana en la provincia tinerfeña y que está previsto que se prolonguen hasta el próximo 7 de septiembre.

El presidente de la Federación de Comercio de Tenerife (Fedeco), Luis de Miguel, señaló que, al igual que está ocurriendo en el resto del país, "estamos atravesando un momento de bajo consumo", como consecuencia de la recesión económica, que, junto a una climatología más adversa, ha provocado un descenso de las ventas durante la pasada temporada de verano, por lo que, apuntó, "parece lógico que la gente aproveche estas rebajas para comprar lo que necesita".

La primera estimación de Fedeco de cara a las inminentes rebajas estivales, consideradas las más populares y en las que los sectores de la confección, el calzado y el menaje centran la mayor parte de la demanda, en que podrían repetir los datos del año pasado, en el que se produjo un bajón del 10% respecto a la anterior. No obstante, no descartó que incluso se pueda mejorar la mencionada marca. El titular de Fedeco hizo hincapié en que en dichas ventas únicamente se rebajan los precios, que se abaratan habitualmente entre un 20% y el 50%, mientras que se mantiene la misma calidad, al tratarse de productos de temporada, al mismo tiempo que el consumidor cuenta con los mismos derechos.

Competencia de los grandes

De Miguel hizo alusión a la competencia creada a los pequeños y medianos comercios por la cada vez mayor presencia de grandes almacenes y admitió que "les pueden hacer algún daño". Sin embargo, en su opinión, esta repercusión va a ser cada vez menor, teniendo en cuenta que los consumidores muestran cada vez más una mayor preferencia por los pequeños comercios.

Respecto a la incidencia que pueda tener el euro en estas rebajas, las primeras en las que sólo se utilizará dicha moneda como fórmula de pago, señaló que no tendrá especial repercusión. En este sentido, apuntó que el público maneja dicha moneda con absoluta normalidad y apuntó que en buena parte de los productos rebajados el consumidor podrá contar todavía con el doble etiquetado, pese a que no sea obligatorio.

Ventas especiales

Por otro lado, De Miguel admitió que, antes de que se dé el pistoletazo de salida a las rebajas, numerosos comercios han colgado el cartel de precios especiales con anterioridad. El titular de Fedeco señaló que esto ha ido unido al descenso de las ventas durante la temporada e insistió en que se trata de una "herramienta legal" de la que se pueda hacer uso. No obstante, señaló que el mayor volumen de ventas va directamente ligado a la iniciación de las rebajas propiamente dichas.