Santa Cruz de Tenerife

Las obras en el parque García Sanabria comenzarán este año

El concejal de Promoción Económica, Emilio Atiénzar, presentó la pasada semana en Madrid el proyecto de rehabilitación completa del recinto, como paso previo para conseguir financiación europea.

IGNACIO MARTÍN, S/C de Tenerife
7/jul/02 1:55 AM
Edición impresa

El parque García Sanabria, una de las más importantes zonas verdes con carácter urbano de la Capital, comenzará a ser rehabilitado a finales de este año o principios de 2003, según explicó a EL DÍA el concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Santa Cruz, Emilio Atiénzar.

Atiénzar, que la pasada semana se reunió en Madrid con el director general de Fondos Comunitarios y Financiación Territorial del Estado, explicó que el proyecto ha sido inscrito ya en el registro de entrada del Ministerio de Hacienda, un paso previo a su presentación, después del verano, ante la Unión Europea, con el fin de conseguir financiación procedente de los fondos del POL.

Dar vida a los 70 mil metros cuadrados de "pulmón" de que dispone el centro de la Capital costará algo más de 7 millones de euros, parte de los cuales podría proceder de la propia UE. En cualquier caso, el Consistorio ha aprobado una partida presupuestaria con la que afrontar el inicio de los trabajos.

Recuperar la deteriorada masa vegetal del parque, que cuenta con especies de gran valor llegadas a Santa Cruz gracias a las aportaciones desinteresadas de los vecinos, será una de las prioridades del proyecto.

El Ayuntamiento pretende, también, instalar un nuevo sistema de alumbrado que se adapte a la legislación canaria contra la contaminación lumínica de los cielos.

Sin embargo, la iniciativa, quizá, más polémica es la que se refiere a la seguridad en el parque. Los planes municipales pasan por la recuperación de un sistema de cerramiento de esta superficie para vetar la entrada de personas durante la noche.

La charca de los patos

El acondicionamiento de los accesos para minusválidos y la modernización del sistema de riego para disminuir el gasto de agua forman parte también de estos planes.

El parque se convertirá en un importante centro de concienciación ecológica, con la habilitación del pequeño edificio trasero, junto al estanque, como aula de medio ambiente para los escolares.

Precisamente, los patos continuarán nadando en esa pequeña zona y cabe la posibilidad de introducir algunos de los animales que habitaban antaño en las jaulas del recinto. Aunque este último aspecto no figura en el proyecto final que se presentará ante la UE, forma parte de los planteamientos municipales.

Las esculturas, objeto constante de acciones vandálicas y víctimas del paso de los años, serán sometidas a un proceso de recuperación.