Actualidad

Expulsados 46 extranjeros

Más de la mitad respondía al perfil de personas violentas y muy peligrosas. En algunos casos ofrecieron resistencia a abandonar el territorio español, por lo que fue preciso habilitar escoltas policiales para poder trasladarlos a sus países de origen. Destaca un yugoslavo, de complexión fuerte y experto en artes marciales, que fue conducido por cuatro agentes.

EL DÍA, S/C de Tenerife
8/jul/02 1:56 AM
Edición impresa

Un total de 46 ciudadanos extranjeros que se encontraban residiendo en el Sur de Tenerife han sido expulsados desde comienzos de 2002, merced a la actuación desarrollada por el grupo de funcionarios adscritos a la comisaría de Playa de Las Américas.

En la mayoría de los casos, estas expulsiones estuvieron motivadas por infracciones de la ley de extranjería, mientras que en otros casos, la causa que determinó las intervenciones se debió a que algunos de estos foráneos contaba con numerosos antecedentes delictivos, informó ayer en una nota la Comisaría Provincial de la Policía Nacional.

Los agentes pertenecientes al Grupo de Extranjeros de la Comisaría de Playa de las Américas (Arona) han procedido a la detención, además, de unos 700 ciudadanos foráneos y han iniciado más de 200 expedientes de expulsión, de los que se han materializado los ya citados, al tiempo que también han elaborado más de 2.600 informes sobre este asunto en los meses que se llevan transcurridos de 2002.

Alarma social

Según relatan fuentes de esta Comisaría Provincial, la mayoría de los expulsados contaba en su haber con numerosos antecedentes por diferentes delitos y se trataba de personas que habían estado generando "una gran alarma social" entre los ciudadanos de la zona.

Más de la mitad de los expulsados respondía al perfil de personas "violentas y muy peligrosas", explicaron las fuentes, y en algunos de los casos se resistieron a abandonar el territorio español, por lo que fue preciso que se habilitaran escoltas policiales para poder derivarlos hasta sus países de origen.

En esta situación se encontraba, por ejemplo, un ciudadano de origen yugoslavo con 31 años de edad, y que responde a las siglas S.L., quien debido a sus características excepcionalmente violentas, dotado de una fuerte complexión física y experto en artes marciales según detalló la Comisaría, tuvo que ser escoltado por cuatro agentes hasta su país, donde fue arrestado a su llegada.