Dinero y Trabajo

Los plataneros perderán un 40% de ayudas con la reforma de la PAC

Esta es una de las principales conclusiones del estudio de Asaga avanzado por EL DÍA , que cifra en 30 millones de euros anuales los fondos que dejará de percibir el campo canario.

EL DÍA/EFE, S/C de Tenerife
9/jul/02 1:58 AM
Edición impresa

El presidente de Asaga, Fernando Jiménez, informó ayer en rueda de Prensa de que, según los cálculos de esta asociación y como avanzó EL DÍA, las Islas dejarán de percibir del orden de 30 millones de euros anuales (5 mil millones de pesetas) de prosperar la reforma de la política agrícola común (PAC) que defenderá mañana el comisario Fischler ante el Parlamento Europeo. Y dijo que, de entrada, el subsector platanero tendría un recorte de la actuales ayudas del 40%, "porcentaje que equivale por lo bajo a 30 millones de euros en los próximos seis años".

En opinión de Jiménez, la propuesta de reducir de manera progresiva las ayudas directas al campo supone "un golpe bajo" para la agricultura canaria y, en particular, para su primer cultivo de exportación, el plátano, que tendrá "una rebaja importante" en las cantidades que percibe para compensar la pérdida de renta de los agricultores.

Jiménez explicó que la propuesta de Fischler afectará de manera particularmente negativa a unos 9 mil agricultores de las Islas, que son los que perciben ayudas comunitarias de entre 5 mil y 300 mil euros, Dijo que sólo unos 70 reciben cantidades superiores al tope máximo.

Advirtió de que la "modulación dinámica" de Fischler significará una reducción de un 3% anual, para en seis años llegar a un recorte del 20% de las ayudas PAC en cada expediente que supere 5 mil euros. Para los agricultores canarios, esta propuesta significa "una reducción drástica" de las ayudas, ya que si al recorte que conlleva la reforma se suma el efecto de la inflación, el campo canario puede sufrir pérdidas medias de entre el 35% y el 40% en las cantidades que en la actualidad recibe.

El Poseican, en peligro

Fernando Jiménez calculó que de esta pérdida puede rondar los 742 millones de euros anuales para el sector agrario español, una cifra algo más elevada que la que maneja Pedro Barato, titular de Asaja, que ha hablado de algo más de 600 millones de euros por año para el conjunto del país.

Los agricultores también rechazan la decisión de Fischler de proponer un sistema de auditoría a las explotaciones agrarias que perciban ayudas superiores a los 5 mil euros para evaluar sus condiciones medioambientales, el bienestar animal y la seguridad alimentaria y del personal que trabaje en las fincas. Fernando Jiménez explicó que Asaga no se opone al control de las condiciones medioambientales de sus explotaciones, pero cree que "el dinero debe venir de otro lado y que resulte lo menos gravoso posible" para agricultores y ganaderos.

El presidente de Asaga, que recordó que la propuesta de la Unión Europea afectará asimismo a todas las ayudas directas incluidas en el Poseican agrícola, acusó al comisario de "ahondar en el error" de agravar los problemas financieros de las explotaciones y reducir su competitividad.