Vivir

La Mesa del Ocio propone vigilar con rigor los horarios y ruidos de los locales nocturnos

El órgano se reunió ayer, convocado por el consejero del Cabildo Miguel Ángel Guisado, y tras aceptar de forma unánime la viabilidad de la mesa, evaluó el nivel de aplicación de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Clasificadas, planteando además acciones concretas.

EL DÍA, S/C de Tenerife
10/jul/02 2:04 AM
Edición impresa

La Mesa del Ocio, un órgano del que forman parte los empresarios del sector y las autoridades, se reunió ayer a propuesta del consejero de Desarrollo Económico del Cabildo de Tenerife, Miguel Ángel Guisado, con el fin de evaluar las actuaciones que se han llevado a cabo en aplicación de la Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Clasificadas, así como para definir desde la operatividad de la propia Mesa a la aplicación de respuestas adecuadas que superen la colisión entre derechos que provoca el disfrute del ocio y el descanso, tales como el cumplimiento de los horarios de cierre y la intensidad de los ruidos.

La viabilidad de este órgano fue aceptada sin discusión, llegándose al compromiso de que, a efectos de mayor operatividad, era necesario modificar la fórmula.

Por lo tanto, a partir de ahora se convocarán unas mesas sectoriales, a nivel municipal o comarcal, que con idéntica composición trasladarán las propuestas específicas de cada zona al marco de una reunión que se ha fijado para el mes de noviembre.

Tras dos horas largas de encuentro, Miguel Ángel Guisado explicó que "hemos intentado concretar objetivos y, además, hacer operativos los resultados de la Mesa".

El consejero señaló cuatro zonas "calientes" de la Isla: Guamasa; el cuadrilátero lagunero; la avenida de Anaga y Las Américas, a las que calificó de "realmente conflictivas" y donde es "preciso ejercer un mayor control sobre los horarios de cierre", acción fundamentada en el compromiso de intervención de las federaciones empresariales con sus asociados.

En cuanto a los ruidos, destacó la necesidad de "encontrar un equilibrio entre el derecho al descanso y el desarrollo de una actividad empresarial de ocio". Al respecto, señaló acciones como el seguimiento a los desórdenes que se generan en el exterior de los locales de ocio, no imputables a sus propietarios, o el control de las "discotecas automovilísticas".

A juicio del consejero, también hay que modificar las costumbres. "La horquilla de horarios se ha ido acercando cada vez más al tiempo de cierre, porque los jóvenes tienen la costumbre de salir más tarde. Debemos hacer un esfuerzo de imaginación e intentar que la gente no salga a tan altas horas para así restablecer el equilibrio", aunque reconoció que el procedimiento es largo y tedioso.

El Cabildo de Tenerife se abstuvo en la votación de la Fecai sobre el asunto de la flexibilidad de horario planteado por Gran Canaria: "Creemos que esa propuesta se contradecía con la propia ley", explicó Miguel Ángel Guisado. No obstante, los Cabildos trabajan en reuniones técnicas y esperan llegar a una conclusión "y elevar en octubre un documento de modificación de la ley y desarrollo reglamentario al Gobierno", señaló el consejero. En la reunión de ayer estuvieron presentes la subdelegada del Gobierno, representantes de los ayuntamientos, de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías municipales, asociaciones de empresarios y vecinos.