Nacional

Los ocho nuevos ministros juran o prometen sus cargos ante el Rey

El solemne acto se realizó en el salón de audiencias, donde Don Juan Carlos estuvo acompañado por la Reina y por el presidente del Gobierno y el vicepresidente segundo.

11/jul/02 2:06 AM
Edición impresa

Aznar dará explicaciones en el debate de la nación

Aznar no comparecerá ante la Diputación Permanente del Congreso de los Diputados, tal y como ayer le reclamaron PSOE e IU, pero sus nuevos ministros sí acudirán en las próximas semanas al Parlamento para informar de sus objetivos. Aznar esperará hasta el debate sobre el estado de la nación para explicar la crisis de Gobierno que ha afectado a casi la mitad de su gabinete. Fuentes gubernamentales aseguraron que la Constitución establece que los ministros tienen que responder ante el Parlamento, pero que no establece que el presidente tenga que explicar en las Cortes las remodelaciones de Gobierno porque esta decisión es una competencia "exclusiva" que tiene. El Ejecutivo rechazó los precedentes que alegó el PSOE porque, según estas mismas fuentes, cuando Felipe González acudió al Parlamento después de alguna crisis de Gobierno lo hizo para aclarar otras cuestiones.

EFE, Madrid

Los nuevos titulares de los ocho ministerios incluidos en la remodelación realizada por el Presidente del Gobierno, José María Aznar, juraron o prometieron ayer sus cargos ante el Rey en el palacio de la Zarzuela.

El solemne acto se realizó en el salón de audiencias, donde Don Juan Carlos estuvo acompañado por la Reina y por el presidente del Gobierno, José María Aznar; y el vicepresidente segundo del Ejecutivo y ministro de Economía, Rodrigo Rato.

El primer nuevo ministro que juró su cargo fue el responsable de la cartera de Justicia, José María Michavila, que contó como fedataria con la directora general de los Registros y del Notariado, Ana López-Monis.

A continuación, fue el propio José María Michavila, quien actuó como Notario Mayor del Reino para dar fe de la jura o promesa del resto de los nuevos integrantes del Ejecutivo.

Siguiendo el orden de antigüedad de la creación de los ministerios, pronunciaron su fórmula de fidelidad al Gobierno los titulares de Asuntos Exteriores, Ana de Palacio; Interior, Ángel Acebes; Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana; Presidencia, Mariano Rajoy; Administraciones Públicas, Javier Arenas; Sanidad y Consumo, Ana Pastor, y Ciencia y Tecnología, Josep Piqué.

Todos los nuevos ministros, excepto Josep Piqué, juraron su cargo siguiendo la fórmula preceptiva por la que se comprometen a "cumplir fielmente" sus obligaciones "con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución" y a "mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros".

La fórmula empleada por el nuevo ministro de Ciencia y Tecnología sustituía la palabra "juro" por "prometo por mi conciencia y honor".

Los ministros cumplieron con este obligatorio trámite con la mano derecha extendida sobre una mesa en la que se encontraban situados un ejemplar de la Constitución, una Biblia y un Cristo.

La Biblia

La Constitución, un facsímil del texto original aprobado en 1978, se encontraba abierto por las páginas que recogen el Título IV, relativo al Gobierno y la Administración, y mostraba concretamente el artículo 100, en el que se refiere a los nombramientos y separaciones de los ministros.

La Biblia, como ya es tradición, era un ejemplar editado en Valencia en 1793 y que fue propiedad de Carlos IV, y en esta ocasión estaba abierta en las páginas del Libro del Eclesiástico.

Los pasajes elegidos para la ocasión fueron los del capítulo XXIX, en el que se habla del deber de socorrer a los necesitados "prestándoles o saliendo fiantes por ellos", y de "procurar adquirir honestamente lo necesario para vivir, pues lo contrario tiene malas resultas".

En las anteriores juras de gobiernos o remodelaciones de las administraciones de Aznar, esta Biblia mostró pasajes del Libro de los Proverbios, del Libro de la Sabiduría, o del Exodo.

Ésta ha sido la ocasión en que menos tiempo ha transcurrido entre el anuncio de los nuevos ministros y la jura por éstos de sus cargos, apenas catorce horas.

Tras la ceremonia de jura de los nuevos ocho titulares del Gobierno, todos ellos posaron para los medios gráficos junto a los Reyes, el presidente del Gobierno y el vicepresidente segundo, y mantuvieron después con ellos una reunión informal antes de dirigirse a sus ministerios para realizar sus respectivas tomas de posesión.