Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer

Al borde de la ruptura

El vicepresidente primero y portavoz del Gobierno, Mariano Rajoy, señaló que "Marruecos, de manera unilateral, ha decidido romper una situación aceptada desde hace 40 años de manera pacífica por ambas partes, que no supone la renuncia de los derechos sobre el islote de Perejil". Anunció refuerzos en las islas Chafarinas.

ALEJANDRA DELGADO, Madrid
13/jul/02 2:10 AM
Edición impresa
El vicepresidente primero, Mariano Rajoy, describió ayer la decisión marroquí de desplegar efectivos militares en el islote Perejil el jueves de "ruptura unilateral" del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación suscrito en 1991 y, por ende, del "statu quo" imperante entre los dos estados, "por virtud del cual ni el Reino de Marruecos ni el Reino de España tienen dotaciones militares permanentes" en la zona. Además, calificó el hecho de "acto inamistoso", así como de "incomprensible, desde el punto de vista de los usos internacionales".

Durante su primera comparecencia ante la Prensa como portavoz del Gobierno y tras la reunión del renovado Consejo de Ministros, Rajoy señaló que "Marruecos, de manera unilateral, ha decidido romper una situación aceptada desde hace 40 años de manera pacífica por ambas partes, que no supone la renuncia de los derechos sobre el islote".

Rajoy anunció el "reforzamiento de las dotaciones militares españolas que se encuentran en las inmediaciones de la isla del Rey", un islote perteneciente a las islas Chafarinas, donde también se ha detectado "movimiento". "Tenemos que esperar una respuesta formal por parte del Gobierno marroquí" a la "nota verbal" remitida ayer por el Ministerio de Exteriores, añadió, al tiempo que explicó que "el islote no está adscrito a la Autonomía de Ceuta".

"Es más comprensible aún si cabe, teniendo en cuenta la relación entre España y Marruecos", señaló Rajoy. En este sentido, recordó que "más de 200 mil nacionales marroquíes viven en España y más de un millón recorren el territorio español para ir a Marruecos en sus vacaciones". Asimismo, destacó la trascendencia de las relaciones entre España como segundo socio comercial de Marruecos, y de éste como primer país receptor de la cooperación española al desarrollo.