Actualidad
LO ÚLTIMO:
Fallece ahogado un niño de cinco años en un hotel de Los Cristianos leer

La UE comunica a España el interés de Rabat por el arreglo

El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, explicó ayer al Ejecutivo el compromiso del primer ministro de Marruecos, Abderramán Yusufi, de lograr una solución "muy rápida" a la ocupación del islote del Perejil, si bien el Gabinete de Aznar aún no ha obtenido una respuesta oficial al requerimiento hecho a las autoridades marroquíes.

EFE, Madrid
14/jul/02 2:13 AM
Edición impresa

El presidente de la Comisión Europea, Romano Prodi, telefoneó ayer a la ministra de Asuntos Exteriores, Ana de Palacio, y le trasladó el contenido de la conversación que tuvo horas antes con el primer ministro de Marruecos, Abderramán Yusufi, en la que se comprometió a "mantener la situación bajo control, sin una mayor escalada, y a trabajar en una solución muy rápida".

El Gobierno español, sin embargo, no ha recibido aún una respuesta oficial al requerimiento hecho el jueves, una vez conocido el incidente, en el que reclamaba a Marruecos "la adopción de las medidas necesarias en orden al restablecimiento de la situación anterior a estos hechos" y en cumplimiento del Tratado de Amistad bilateral de 1991.

Prodi considera, según el texto, "que se trata de un problema que requiere esencialmente una solución bilateral, pero que nos preocupa a todos porque el Gobierno español ha pedido al presidente de la Comisión que contacte con el primer ministro de Marruecos para expresarle la gran preocupación de Europa sobre la evolución de este asunto".

"Sin dramatizar"

"El primer ministro de Marruecos se ha comprometido a mantener la situación bajo control sin dramatizar, trabajando en una solución muy rápida", precisó la Comisión Europea.

De Palacio hizo ver al presidente de la Comisión Europea la necesidad de que la UE actuara con "solidaridad" y de que no se interrumpieran las relaciones con Marruecos ante el "interés común" existente en materia de cooperación e inmigración.

El viernes, el Ejecutivo de Bruselas ya había contactado con la embajada de Marruecos ante las instituciones europeas para expresar su "gran preocupación" sobre la situación en el islote de Perejil y le advirtió de que si el problema no se resuelve rápidamente ello podría dañar las relaciones entre la Unión y el país africano.

En nombre del comisario europeo de Relaciones Exteriores, Chris Patten, quien no se encontraba en Bruselas, su jefe de gabinete, Anthony Cary, expresó al "número dos" de esa embajada, dado que la embajadora estaba ausente, la gran preocupación de la Comisión Europea sobre la situación en el islote de Perejil", según informó el Ejecutivo comunitario.

El representante de Patten dijo a los diplomáticos marroquíes que "si ese problema no se resuelve rápidamente, ello podría tener consecuencias dañinas para las relaciones entre la UE y Marruecos".