Tenerife
JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA CONSEJERO DE ASUNTOS SOCIALES DEL CABILDO DE TENERIFE

"No podrán culparnos de lo que pase en Tenerife I"

El consejero de Asuntos Sociales considera que el Gobierno de José María Aznar está totalmente desbordado por el problema de la inmigración ilegal y ha tomado el peor camino para remediarlo: el de la imposición y el autoritarismo.

PEDRO ALEMANY, S/C de Tenerife
14/jul/02 12:04 PM
Edición impresa

Pese a que aún le restan cinco años para entrar en la temida "crisis de los cuarenta", José Manuel Bermúdez ya no se considera a sí mismo como uno de los "jóvenes de ATI", con los que dio sus primeros pasos en política. Hoy no duda en confesar que cada inicio de verano son más sus ansias de vacaciones. Este año, no sólo serán reparadoras, sino también el preámbulo de la vorágine electoral que se avecina de nuevo.

- Por una vez, empecemos por el final, ¿cree usted que el Cabildo ha cumplido con sus compromisos electorales en materia social?

- Estamos a punto de hacerlo. En esta legislatura nos marcamos dos grandes objetivos: el Plan Insular Social y Sociosanitario, que se encuentra en fase de exposición pública y que aprobará el pleno próximamente, y los planes sectoriales sobre mujer, discapacitados, mayores y menores. Sólo nos queda por comprometer el de discapacitados, aunque ya ha sido aprobado por la conferencia sectorial en Las Palmas y muy pronto lo será por el Pleno del Cabildo. Prometimos que ésta iba a ser la legislatura de los asuntos sociales y creo que lo estamos cumpliendo.

- ¿A qué viene entonces tanta crítica por parte de la oposición? Si hay un área del Cabildo que acapare las recriminaciones socialistas, ésa es la que usted dirige...

- Siendo sincero, he de decir que cuando el PSOE cuestiona estos planes casi no me doy por aludido. En realidad lo siento por los técnicos del Cabildo, que son quienes los diseñan y están soportando continuas críticas por parte de una oposición que está confundiendo su papel. Los proyectos en esta materia, si están diseñados por especialistas y cuentan con la financiación asegurada, como de hecho ocurre, disponen de todas las garantías para ser buenos. Nosotros ya hemos demostrado nuestra voluntad política convirtiendo los asuntos sociales en el área que más fondos y personal acapara. Si aún así se siguen criticando los proyectos técnicos, ellos sabrán lo que hacen.

- Una de las cosas que se les achaca es que los hospitales del Norte y del Sur no serán tales hospitales...

- Esos dos complejos son novedosos porque mezclarán servicios sociosanitarios y sanitarios. Entiendo que a muchas personas, sobre todo de la oposición, les cueste entenderlos. Ahora bien, en ellos se crearán una serie de servicios sanitarios, de corta y media estancia, que permitirán que los pacientes del Norte y del Sur no tengan que desplazarse para someterse a cualquier prueba o consulta externa y, de paso, aliviar la presión que soportan actualmente el HUC y La Candelaria. Y eso es innegable.

- ¿Qué pasa con los enfermos agudos?

- A eso iba. Si lo que pretende la oposición es llevar el debate hacia ese campo, he de decir que no será el Cabildo quien determine si hacen falta o no camas de agudos en esas zonas porque no es su competencia. El Servicio Canario de Salud ya ha dicho que las necesidades son otras y que estamos por encima de la media española y europea en camas de agudos por habitante. A eso me remito. Por cierto, dado que vuelve a estar de actualidad, tengo que añadir que en el Cabildo estamos muy contentos de que el Gobierno de Canarias vaya a resolver algunas de las necesidades de Gran Canaria comprando el Hospital Militar de Las Palmas, pero también de que vaya a compensar a Tenerife financiando todas las camas de media estancia que se van a habilitar en estos dos nuevos complejos.

- ¿Qué está pasando con la conversión de Tenerife I en centro de retención de inmigrantes? - Que el Gobierno está demostrando su total incapacidad para controlar las fronteras y llegar a acuerdos con los países limítrofes. El Ejecutivo de Aznar está totalmente desbordado y no sabe poner solución a un asunto en el que nosotros lo único que pedimos es que se tenga en cuenta nuestra opinión y que se respeten los cupos fijados para poder atender a los inmigrantes como se debe. - ¿Y qué se debe hacer? - En primer lugar, sentarse a una mesa. Madrid no tiene la voluntad de dialogar, sino de imponer. Aznar está siendo autoritario en este asunto como en tantos otros y nosotros no estamos dispuestos a aceptarlo. Hemos avisado de lo que puede ocurrir. Nadie puede dudar de que la presencia de un centro de este tipo genera inquietud entre los vecinos. Si finalmente ocurre algo, nadie podrá culparnos de ello. Es inexplicable que con la que "está cayendo" en los medios de comunicación el Gobierno Central se resista todavía a negociar. - ¿Qué puede pasar cuando, en vez de un centro cerrado de retención, estemos hablando de uno de acogida? - No tiene por qué suceder nada si se tiene en cuenta a los Cabildos y a los ayuntamientos. Y me consta que el Gobierno de Canarias, que es quién tiene esta competencia, así lo hará. - ¿Es casualidad que se esté hablando de un recrudecimiento del pleito insular? - Siempre se dice que Canarias es muy compleja, pero yo no creo que lo sea tanto si se trabaja como con los planes sectoriales de servicios sociales que antes comenté, contando con los Cabildos, con un Gobierno que planifique a varios años vista y cuyas inversiones no se salgan de los planes que se firman. Lo que debe evitarse es invertir en función del lugar de nacimiento del consejero o de las necesidades que surgen en un lugar concreto sin compensar a los demás. Construcción nacional - El hecho de que los Cabildos pidan cada vez más competencias, ¿es una mera cuestión práctica o el abandono del reto de hacer región? - Hay dos concepciones de región, en este caso de nación. La de aquéllos que piensan que Canarias es un todo único y la de los que creemos que somos siete y que hay que construirla desde cada isla. En mi opinión, el Gobierno ha de planificar con justicia y equidad y cofinanciar con los Cabildos, que son los ejecutores de los planes. Todo lo que se separe de ese marco distorsiona, y todo lo que distorsiona hace más difícil la construcción de Canarias. - ¿Dónde está entonces la llave de Canarias? - En la transparencia de las inversiones y en adoptar un sistema que insularice el gasto, que prepare programas a largo plazo y que no se salga del guión marcado. Ése es un sistema que siempre ha defendido ATI y que ahora, por primera vez, está asumiendo el resto de partidos de Coalición Canaria. No se nos puede tildar de insolidarios, sólo creemos en un modelo de Canarias distinto al que han defendido históricamente el PSOE o el PP. - ¿Qué le parece que los Jóvenes de ATI hayan reclamado la bandera de las siete estrellas verdes? - Si no lo hubieran hecho, me habrían decepcionado. Las juventudes de un partido tienen que estar por delante del propio partido. Yo los felicito. Ha sido un paso valiente. Hay una bandera que nos representa a todos y que difícilmente cambiará, pero hay otra que se ve en los campos de fútbol y en los conciertos que el pueblo también considera suya. Aunque no se quiera la independencia, ¿por qué la vamos a negar?
JOSÉ MANUEL BERMÚDEZ ESPARZA CONSEJERO DE ASUNTOS SOCIALES DEL CABILDO DE TENERIFE