Santa Cruz de Tenerife

Educación vs. aislamiento

Anaga lucha por mantener sus escuelas, que atienden en la actualidad a unos cincuenta niños, sobre todo porque en una zona rural y distanciada por la geografía, el colegio adquiere una dimensión que sobrepasa con creces los aspectos meramente académicos para convertirse en centros sociales.

J. D. MÉNDEZ
15/jul/02 2:17 AM
Edición impresa

Anaga reivindica la función de la escuela rural, no sólo como centro educativo, sino de actividades en lugares como esta a los que la orografía ha aislado mucho tiempo.

Victoriano Izquierdo es presidente de la Asociación de Vecinos de Taganana y de la Confederación Canaria de AA.VV (CONCAVE), así como miembro de la FAPRA (Federación de Asociaciones del Litoral y Parque Rural de Anaga). Una voz autorizada para pulsar la opinión de los habitantes de una zona históricamente condicionada por la orografía. "Es evidente que la natalidad ha bajado, - comenzó Izquierdo - pero lo cierto es que se han cerrado los colegios de Puerto de Anaga, Afur o Casas de la Cumbre y, por las características de la zona, pensamos que la escuela no debe ser sólo centro educativo, sino cumplir otras funciones".

La zona de Anaga reúne a unos cincuenta alumnos en total, de ellos tres discapacitados en distinto grado que "necesitan prácticamente un profesor cada uno". De esos cincuenta, 37 acuden al Colegio Julián Rojas de Vera en Taganana, el núcleo más poblado. En estos centros se dan clases de 1º, 2º y 3º de Preescolar; 1º, 2º y 3º de Primaria; y 4º, 5º y 6º de Primaria. Luego, los chicos deben acudir para seguir estudiando a los centros de San Andrés o el Barrio de la Alegría.

Victoriano Izquierdo abunda en el tema: "Pensamos que están expoliando a Anaga en cuanto a colegios. En concreto, acabamos de solucionar el último contencioso con la Consejeria de Educación, pues pretendían retirar una plaza y hemos conseguido que reconsideren la postura y la mantengan. A título de sugerencia, y siguiendo la opinión de los vecinos, solicitamos que se reponga en el puesto a la misma profesora, ya que había conseguido un gran entendimiento con alumnos, padres y APA. Esperamos que vuelva y pedimos comprensión a las autoridades".

Siete profesores de manera fija (tres en Taganana y uno cada uno en Chamorga, Almáciga, Roque Negro y Taborno), más algunos en clases de apoyo como inglés o Educación Física, que sólo acuden algunos días a la semana, son los encargados de educar a los niños de Anaga. Su labor es clave para intentar acabar con tantos años de aislamiento y discriminación.