Sucesos

Muere una niña de 10 años víctima de una sobredosis de éxtasis


EFE, Londres
16/jul/02 9:42 AM
Edición impresa
EFE, Londres

Una niña de diez años británica ha muerto en un hospital por posible sobredosis de éxtasis, informó ayer la Policía británica, que ha detenido a tres personas en relación con el caso.

Jade Slack pasaba la tarde del domingo con una amiga de su edad en una vivienda cercana a su hogar en Meadow Park, en Galgate, Lancaster (noroeste de Inglaterra) cuando empezó a sentirse mal.

La pequeña fue trasladada al hospital Lancaster Royal Infirmary, donde murió.

El detective superintendente Ian Jones, que dirige la investigación, indicó que los residentes en la vivienda son conocidos de la amiga de Jade.

Tras un registro, la Policía se incautó, según Jones, de "varios artículos en la vivienda y en poder de uno de los detenidos. Tenemos razones para creer que pueda tratarse de éxtasis".

"Aunque no podemos confirmar que Jade murió como consecuencia directa del consumo (de la droga), evidentemente es una importante línea de investigación", agregó.

Si se comprueba que la menor falleció como consecuencia del consumo de éxtasis, será la víctima más joven en el Reino Unido de esta droga, clasificada por el Ministerio del Interior entre las más peligrosas junto con la heroína y la cocaína.

Los tres detenidos son dos mujeres y un hombre de entre 18 y 20 años. Los resultados de la autopsia y los exámenes toxicológicos practicados al cuerpo de Jade no se darán a conocer hasta dentro de varios días. Barbara White, la directora del colegio al que asistía la pequeña, Saint John's Primary School, afirmó que "todo el mundo está muy afectado por la trágica muerte de Jade este fin de semana. Era una niña muy vital y simpática, a la que todos echaremos mucho de menos". Hasta ahora, la víctima más joven del éxtasis en el Reino Unido era Andrew Woodcock, quien murió en 1997 a los trece años.