Actualidad

Marruecos y España refuerzan sus posiciones en el Estrecho

El Gobierno español envía a Ceuta un buque de asalto anfibio y retira a su embajador en Rabat; mientras un centenar de soldados marroquíes se instalan cerca del islote Perejil.

AGENCIAS, Madrid
17/jul/02 2:21 AM
Edición impresa

Aunque los titulares de Exteriores de ambos gobiernos insistieron ayer en la necesidad de intensificar las vías diplomáticas para tratar de poner fin al contencioso de isla Perejil, España y Marruecos reforzaron en las últimas horas de manera notable sus posiciones en la costa norte africana, según explicaron fuentes militares españolas, que justificaron este despliegue ante la "perspectiva" de que la crisis bilateral se prolongue por tiempo indefinido.

Asimismo, el Gobierno español llamó anoche a consulta "de forma inmediata y con carácter indefinido" al embajador de España en Marruecos, Fernando Arias-Salgado, informaron fuentes de la Oficina de Información Diplomática.

La decisión del Gobierno español responde, según las fuentes, a la falta de respuesta por parte de Marruecos a la nota verbal dirigida por España al país vecino el 11 de julio al conocerse la intervención marroquí en la isla de Perejil.

Además, la llamada a consultas al embajador español Arias-Salgado se debe, según la OID, al silencio de Marruecos ante las gestiones diplomáticas realizadas en las últimos días por España.

El Ministerio de Defensa confirmó el envío al puerto de Ceuta del décimo barco de guerra español a la zona desde que el pasado jueves soldados marroquíes se instalaran en el disputado islote. Se trata - precisaron fuentes de la Armada - del buque de asalto anfibio "Castilla" (L-52), uno de los más modernos de la flota de guerra española.

El barco llegará hoy con 180 soldados a bordo a la ciudad autónoma, donde ya están destinadas las fragatas "Numancia" y "Navarra".

Con el "Castilla", serán siete los barcos artillados que España ha desplazado a las inmediaciones de isla Perejil, en cuyas costas ya hay desplegadas dos patrulleras de la Guardia Civil y otras dos de la Armada en funciones de continua vigilancia. Más de un millar de soldados españoles han sido traslados en los últimos días a la zona.

El creciente despliegue militar español durante los últimos días, tuvo ayer respuesta por parte del país magrebí. Según confirmaron los observadores a bordo de los dos helicópteros AB-212 de la Armada que sobrevuelan continuamente las aguas territoriales ceutíes, las autoridades de Rabat han relevado a los seis gendarmes que protagonizaron la toma del islote por soldados de infantería de marina, el cuerpo de élite del Ejército del país vecino.