Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Renault nombra una dirección provisional y mantiene a Ghosn como presidente leer

El Plan de Ordenación de Tenerife supera el examen de la Cotmac

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias dio ayer su beneplácito al desarrollo del PIOT tinerfeño. El documento pasará ahora al Gobierno Autónomo, que se ha comprometido a aprobarlo en la primera quincena de septiembre.

EL DÍA, S/C de Tenerife
20/jul/02 2:30 AM
Edición impresa

La Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) dio ayer su visto bueno definitivo al Plan de Ordenación Insular del Territorio (PIOT) de Tenerife, que salva así el último escollo antes de su aprobación por el Consejo de Gobierno Regional, previsiblemente en la primera quincena de septiembre.

La sesión de la Cotmac estuvo presidida por el consejero de Política Territorial y Medio Ambiente, Fernando González, y por el presidente del Cabildo de Tenerife, Ricardo Melchior, y a la que también acudieron numerosos alcaldes y representantes de los ayuntamientos de la Isla.

A su término, ambos calificaron de "potente" el plan de ordenación, que comenzó a tramitarse en 1990 y que fue aprobado provisionalmente por la Corporación Insular en octubre del año pasado.

El Cabildo cumple así con el compromiso de adaptar el PIOT de Tenerife a la Ley de Ordenación del Territorio de Canarias, convirtiéndose con ello en la tercera isla del Archipiélago, junto a Fuerteventura y El Hierro, que dispone del documento de ordenación territorial

Planificación municipal

A este respecto, el consejero aseguró que, antes de que acabe la actual legislatura, La Gomera y Gran Canaria se unirán a la lista, apuntando al mismo tiempo su esperanza de culminar los 87 planes generales de ordenación de los municipios canarios, lo que supondría un paso definitivo para la aplicación de los contenidos del PIOT.

Este planeamiento se concibe como un instrumento de ordenación de los recursos naturales, territoriales y urbanísticos de la Isla con el fin de garantizar su desarrollo sostenible.

Una vez entre en vigor, el complejo documento tendrá carácter vinculante para los instrumentos de ordenación de los espacios naturales y para los planes de ordenación urbanística elaborados por los ayuntamientos.