Vivir
LO ÚLTIMO:
Clavijo cancela la reunión del Fdcan por la ausencia de Pestana y de la mayoría de alcaldes leer

Canarias aplaude el relevo del secretario de Estado para Extranjería e Inmigración

El presidente del Ejecutivo, Román Rodríguez, y el consejero de Asuntos Sociales, Marcial Morales, esperan que este cambio dé inicio a una "nueva etapa" en las relaciones con el Estado, que desean estén marcadas por el entendimiento mutuo y el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

EFE, Las Palmas/Madrid
20/jul/02 2:33 AM
Edición impresa

El Gobierno de Canarias confía en que la sustitución del secretario de Estado para la Extranjería y la Inmigración signifique el inicio de "una nueva etapa" en las relaciones Estado - Canarias, que esté marcada por "el entendimiento y el cumplimiento de los compromisos" adquiridos por ambas administraciones en la materia, manifestó ayer el presidente del Ejecutivo Canario, Román Rodríguez.

Sin embargo, más contundente se mostró el consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno regional, Marcial Morales, quien interpretó que el nombramiento de Ignacio González en sustitución del hasta ahora secretario de Estado, Enrique Fernández-Miranda, debe suponer "que las cosas cambien radicalmente", además de dejar bien claro que "las relaciones no funcionaban" con el anterior interlocutor.

El consejero aseguró que "deseamos, simplemente, que sea una persona de diálogo, que esté cercana y que escuche cuál es la petición que desde Canarias se está planteando", dijo Marcial Morales, quien al igual que el presidente autonómico realizó estas declaraciones momentos antes de incorporarse a una reunión del Comité Permanente de Coalición Canaria convocado en Gran Canaria para evaluar el Debate del Estado de la Nación.

Marcial Morales recordó que el Ejecutivo Canario "ya había manifestado su insatisfacción por las relaciones Canarias-Estado en materia de inmigración" y, en ese sentido, corroboró el consejero "que lo que esperamos y deseamos es que este relevo suponga un cambio de página, que el Estado se acerque más a la situación de la inmigración en Canarias y que, en consecuencia, dé las respuestas que el Congreso de los Diputados le mandata".

El consejero regional insistió en el convencimiento pleno de que este movimiento de ficha por parte del gabinete de Aznar "tiene que suponer un cambio de ritmo radical, de forma que el Estado le tome definitivamente el pulso al asunto de la inmigración en esta frontera sur que es Canarias y, por lo tanto, que la situación cambie y radicalmente. Eso esperamos".

Colaboración

Agregó que el nuevo secretario de Estado para Extranjería e Inmigración, Ignacio González, "no va a encontrar complicaciones" para poder desarrollar una labor eficaz, ya que en su opinión "tiene la tarea perfectamente marcada por el Congreso de los Diputados", mediante la resolución aprobada tras el Debate del Estado de la Nación en relación al tratamiento de la inmigración en las Islas y, "además de eso, va a contar con la colaboración de las administraciones canarias".

En cualquier caso, Marcial Morales le recordó que su obligación es desarrollar "acciones en origen, en frontera y sobre el territorio, con una especialísima incidencia en lo referente a los traslados (a otras comunidades autónomas) que permitan que sobre el territorio de Canarias no se concentre un número mayor de personas inmigrantes en situación irregular al que podemos acoger e integrar".

Román Rodríguez, por su parte, tras relatar también que las relaciones con Fernández-Miranda "no eran adecuadas, no funcionaban", dijo estar "convencido" de que, con el cambio, se iniciará "una nueva etapa, y de que ésta va a servir para encauzar el complejísimo problema de los movimientos migratorios que afectan a la Comunidad".

Recalcó que a partir de ahora deberá abrirse "una nueva etapa de entendimiento, pero también de cumplimiento de las acuerdos, porque no basta con entenderse, escucharse y decir que sí, sino que luego hay que ejecutar los compromisos", concluyó.

:INFORMACIÓN EN PÁG. 42