Actualidad

Canarias no corre peligro

La invasión por parte de Marruecos de la isla Perejil no debe generar en el Archipiélago ningún temor ante la posibilidad de que el país africano lleve a cabo una actuación similar en las Islas, pues la situación y defensa de ambos territorios no es comparable.

21/jul/02 2:33 AM
Edición impresa

El reciente conflicto hispano-marroquí sobre la soberanía de la isla Perejil ha suscitado entre la opinión pública canaria dudas acerca de la capacidad de respuesta del Archipiélago ante un posible ataque por parte del país alauí.

Haciéndose eco de esa preocupación, EL DÍA reunió ayer sábado en torno a su mesa de debate a representantes de cuatro formaciones políticas con el objetivo de despejar las incertidumbres surgidas en esta materia.

Tras mostrar su más absoluto rechazo a la actitud de las autoridades marroquíes en el conflicto de la isla Perejil y dejar claro su respaldo a la respuesta ejercida por el Gobierno de España, todos coincidieron, aunque con matices, en hacer un llamamiento a la calma y la prudencia en lo que se refiere a la seguridad de Canarias.

Alfonso Soriano, diputado nacional del PP por la provincia de Santa Cruz de Tenerife y vicepresidente de la comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, advirtió del peligro que esconde alarmar a la opinión pública de la Islas si esta cuestión no se trata con cuidado y se miden las palabras.

A su juicio, "Canarias no es lo mismo que Perejil y es inviable e irreal pensar que Marruecos va a invadir el Archipiélago. Es una opinión fuera de lugar", subrayó.

Soriano apuntó que en los últimos días había tenido la oportunidad de conversar con distintos representantes del sector hotelero que estaban preocupados por la anulación de reservas que se está produciendo, sobre todo, de turistas peninsulares, a los que se les ha transmitido la falsa impresión de que este conflicto puede afectar a la seguridad de Canarias.

En este sentido calificó de "desproporcionado" el establecimiento en la isla de Lobos de un reducido destacamento militar.

El diputado del PP subrayó que pese a lo acontecido en Perejil "no hay peligro para Canarias y el que piense lo contrario vive en un mundo irreal".

Al igual que Alfonso Soriano, el vicesecretario general de los socialistas canarios, Francisco Hernández Spínola, también demandó "prudencia en los análisis" que se puedan realizar a propósito de las consecuencias que para las Islas supone el conflicto hispano-marroquí.

Hernández Spínola recordó que Canarias se encuentra "protegida por la OTAN, en cuyo tratado está insertada" y, por tanto, "su seguridad queda asegurada".

El dirigente socialista hizo un llamamiento a la "calma y a la prudencia, para transmitir una imagen de seguridad" y criticó el "excesivo alarde de exhibicionismo militar" realizado con el traslado a la isla de Lobos de un destacamento militar. "Si es necesario - apostilló - , que se haga, pero sin alharacas".

Hernández Spínola reclamó, igualmente, que los medios de comunicación públicos "huyan del falso y rancio patrioterismo" en sus intervenciones.

Un asunto delicado

Para Juan Manuel García Ramos, presidente del Partido Nacionalista Canario, aunque "no haya que alarmar a la población, probablemente estamos ante el asunto más delicado que ha vivido Canarias desde el punto de vista diplomático desde 1975", año en el que se produjo la histórica Marcha Verde.

García Ramos afirmó que, "en la actualidad, es más dura la provocación que la invasión" y, en este sentido, señaló que en las Islas "la población marroquí es muy grande - hay alrededor de siete mil censados, dijo - y puede producir desestabilización".

"De esos siete mil - afirmó - se van quinientos a la isla de Lobos con unas latas de sardinas y te arman un lío diplomático de cuidado. Ese gesto - recalcó - es más peligroso que una invasión".

A su juicio, en las relaciones hispano-marroquíes "España siempre ha estado reculando" y, por ello, mostró su temor a que si la cosas siguen así "lleguen hasta nuestras costas y hagan realidad lo que ya reflejan en sus mapas, donde Canarias aparece formando parte de su territorio".

El presidente del PNC manifestó que hechos como éste le han llevado a dudar de que "la inmigración ilegal sea producto de la humillación y ofensa que sufre el pueblo africano, y no más bien una ocupación sorda de nuestro territorio".

El diputado nacional de CC por la provincia de Santa Cruz de Tenerife y portavoz de esta formación en las comisiones de Defensa y Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, Luis Mardones, manifestó la conveniencia de que los políticos canarios no imiten al avestruz en este asunto.

Para Luis Mardones, Canarias no debe temer por su seguridad, aunque Marruecos tratará de que en las Islas se genere conflictividad.

El diputado de CC restó importancia al traslado de efectivos militares a la isla de Lobos, pues se trata, según indicó, de "una medida disuasoria" incluida dentro de los sistemas de alerta activados por el Ministerio de Defensa.

En este sentido se mostró partidario de la "distensión, pero con firmeza", pues, tal y como afirmó, "más vale prevenir que curar, ya que sería desagradable despertar una mañana con un comando marroquí en las Islas".

Mardones culpó a las autoridades del país alauita de tolerar la inmigración para así generar crisis en el Archipiélago, pues "las pateras no saldrían de sus costas si la gendarmería marroquí no quisiera". En su opinión, "están utilizando a los inmigrantes como proyectiles".

Protección

En referencia a la situación militar de Canarias, Mardones advirtió de que desde este punto de vista el Archipiélago "no es una región autónoma, ya que se encuentra integrado en un sistema de defensa doble".

"Por un lado - indicó - está bajo la protección del sistema logístico de observación y detección de la zona europea de la OTAN y, por otro, del sistema de defensa español".

Mardones explicó que las Islas se incluyen en la esfera de mandos de un comandante supremo de la OTAN ubicado en Bélgica y otro subregional que se encuentra en Retamares (Madrid).

A esto, añadió, hay que sumar la guarnición estática de las Islas y el apoyo logístico que se presta desde la base aeronaval de Rota (Cádiz).

Cabe recordar que el pasado miércoles, precisamente a preguntas del portavoz de CC, el ministro de Defensa, Federico Trillo, reveló en el Congreso que la defensa de Canarias está en alerta y, aunque no se han desplazado tropas al Archipiélago, la Brigada Paracaidista tiene un contingente de unos 350 militares preparado para salir de inmediato allí donde se le requiera.