Islas
LO ÚLTIMO:
Muere un senderista tras sufrir un desvanecimiento en Granadilla leer

Padrón dice que "Canarias no necesita un radar en El Hierro"

El presidente del Cabildo de la Isla del Meridiano criticó ayer en declaraciones a EL DÍA el "empecinamiento" de algunos políticos por instalar este dispositivo y que se haya aprovechado la coyuntura actual para plantear esta reivindicación
EL DÍA, S/C de Tenerife
22/jul/02 2:37 AM
Edición impresa


El presidente del Cabildo de El Hierro, Tomás Padrón, aseguró ayer que "Canarias no necesita un radar militar en la Isla del Meridiano ni armarse contra nadie, sino inteligencia diplomática y llevarse bien con sus vecinos".

Tomás Padrón salía así al paso de la información publicada ayer, domingo, en EL DÍA, donde representantes de cuatro fuerzas políticas (PP, PSC, CC y PNC) volvían a reivindicar la instalación de un radar en El Hierro para consolidar el sistema de seguridad del Archipiélago.

El también presidente de la Agrupación Herreña Independiente recordó que el Parlamento de Canarias acordó por unanimidad que en la Isla del Meridiano no se estableciera ningún radar y advirtió de que esta instalación no solucionaría nada.

Mantener status de zona neutral

A su juicio, la mejor forma de mantener la seguridad de Canarias es "mantener su status de zona neutral y colaborar con los países vecinos, pues con un búnker no se va a resolver nada".

Padrón apuntó que "después de 16 años reclamando un radar en El Hierro si hubiera sido imprescindible ya se hubiera instalado" y señaló que aquéllos que demandan ubicar este dispositivo saben que "Marruecos no tiene capacidad militar para atacar el Archipiélago por el Suroeste".

El presidente del Cabildo de El Hierro se quejó por el "empecinamiento" de algunos políticos por instalar un radar militar en la Isla del Meridiano y que hayan aprovechado la coyuntura actual para volver a plantear esta reivindicación.

Además, criticó el "giro de 180 grados" en el posicionamiento defendido por alguno de ellos hace pocos meses y que se esté "generando en las Islas una sensación prebélica que no existe y que está ocasionando problemas al turismo, precisamente ahora, que se encuentra en una situación delicada".