Dinero y Trabajo

Jornada de fuertes descensos


23/jul/02 2:39 AM
Edición impresa

Jornada de fuertes descensos

La fuerte caída con la que finalizaban los mercados norteamericanos la semana pasada hacía que en el viejo continente los movimientos predominantes fueran a la baja. La bancarrota de Worldcom presentada durante el fin de semana, también añadía desconfianza a la comunidad inversora. A esto se unían las malas noticias empresariales en términos de estimaciones futuras, como era el caso de la holandesa Aegon, que rebajaba sus previsiones de beneficios para el resto del año. En este contexto de incertidumbre y desánimo, la totalidad de los mercados europeos finalizaba la sesión en números rojos: en Londres, el Footsie bajaba un 4,95%, mientras que el CAC parisino se dejaba un 5,25%. A menos de dos horas del cierre del mercado alemán, el DAX llegaba a ceder hasta un 5,53%. Al otro lado del Atlántico la apertura se caracterizaba por la alta volatilidad, y a media tarde se veían fuertes descensos: el Dow Jones perdía un 2,46% y el Nasdaq se dejaba hasta un 2,61%. En España el comportamiento de los índices era mejor al del resto de Europa: el IGBM acababa la sesión en los 655,98 puntos, tras caer un 2,49%. El IBEX 35 por su parte finalizaba en los 6.251,9 enteros, con un volumen de negociación de 1.571 millones de euros, y un descenso del 2,62% respecto a la sesión anterior. De las compañías del grupo Telefónica, solamente Móviles conseguía escapar de las pérdidas, ganando al final de la sesión un 0,91%, pero sin duda la gran estrella fue Prisa, que subió un 4,21%. La compañía era noticia tras saberse que Vivendi Universal venderá ciertos negocios en España, Polonia y Bélgica. Solamente 5 valores cerraban en positivo dentro del IBEX. En el lado negativo estaban las grandes compañías: Telefónica ( - 1,33%), BBVA ( - 1,52%), y BSCH ( - 4,73%). Pero el mayor descenso fue el de Repsol, que perdió un 6,63%, en línea con los descensos del resto de compañías europeas del sector.
El euro se mantenía por encima de la paridad, a 1,01$, y la rentabilidad del bono español a diez años se situaba en el 4,982%, por debajo del nivel de la sesión anterior.